martes, 10 de septiembre de 2013

El POUM


Me he leído hace poco “Homenaje a Cataluña” de George Orwell. Las primeras 2/3 partes del libro no dicen mucho, pues se centra cuando está en el frente de Aragón, en el que apenas sucede nada, más allá del frío, el hambre, el desastroso armamento, y la falta de sueño.


Ahora bien, el último tercio del libro mejora bastante. Orwell regresa a Barcelona tras ser herido en el frente de un tiro en la garganta, del cuál sobrevive milagrosamente, aunque pierde la voz y se le queda el brazo derecho inmovilizado (afortunadamente recuperará ambas cosas con el paso de los meses). Debido a ello debe pedir la licencia de la milicia del POUM, para poder salir del país (pues estando herido no puede luchar en el frente). Con ese propósito sale de Barcelona el 15 de Junio de 1937, justo el día en que el POUM es ilegalizado, aunque él se entera de ello 5 días después, cuando regresa a Barcelona.

Y aquí comienza lo verdaderamente interesante del libro. En Mayo del 37 habían tenido lugar los sucesos de Barcelona. El gobierno quiso recuperar Telefónica, en manos de la CNT. Estos respondieron a tiros, y de inmediato se formaron barricadas en toda la ciudad. El mismo Orwell, a pesar de estar herido, estuvo en un hotel propiedad del POUM, protegiéndolo frente a quienes pretendiesen penetrar en él. En realidad la situación es de bloqueo, no de lucha. Unos se limitan a proteger sus edificios de quienes quieren entrar a ellos, y otros aguardan para ver si se cede y se entrega Telefónica al Gobierno.
Los líderes de la CNT tratan de frenar el enfrentamiento. Sólo hay 2 grupos que animan a resistir. Uno se llama “Los amigos de Durruti”, el grupo más radical dentro de la FAI, al que la propia CNT desautoriza. Sin embargo el POUM aplaude el manifiesto de “Los amigos de Durruti”. Por ello se dirá después que el POUM estuvo detrás de los sucesos de Barcelona.

Sin duda se puede discutir sobre si el POUM acertó o no, y sobre si el Gobierno tenía razón o no. Yo lo tengo bastante claro, quien tenía la autoridad era el Gobierno, y si disponía que Telefónica debía estar en sus manos, así debía ser, y no había que recibir esa orden con disparos, y menos aún animar a resistir, como solo se les ocurrió a los 2 grupos antes mencionados.

(Octavilla que sacaron "los amigos de Durruti" durante los sucesos de Mayo).

Pero eso es una cosa y otra muy distinta lo que pasó después.
El PCE a través de sus ministros y de sus periódicos, lanzó una gigantesca campaña contra el POUM acusándole de estar tras los sucesos de Barcelona y pidiendo su ilegalización, hecho que sucedió como comenté más arriba, el 15 de Junio.

Cuando Orwell vuelve a Barcelona y se entera de la noticia, se tiene que esconder, pues la policía está persiguiendo a todos los miembros o milicianos del POUM y encarcelándoles. (Orwell era miliciano del POUM pero no estaba afiliado). Pasa varias noches durmiendo al aire libre en la ciudad. Se entera de que han registrado su habitación en el hotel en el que dormía. Tenía una copia francesa de “Mein Kampf”, lo cuál lo hizo bastante sospechoso, aunque segundos después encontraron también en su habitación un panfleto de Stalin titulado “Maneras de eliminar trotskistas y otros traidores”, con lo que la policía se debió calmar un poco.

Desde la prensa comunista y en murales en las paredes, se acusaba al POUM de fascista. Orwell relata que había un gran mural de un miliciano del POUM con la hoz y el martillo que tras quitarse la careta se convertía en una esvástica. La prensa comunista internacional atribuía todo lo sucedido en Mayo al POUM (cuando también había estado involucrada la CNT y no se hizo campaña contra este sindicato), diciendo que había sido una estrategia para que los barcos alemanes e italianos atracasen en Barcelona. Obviamente se puede achacar corteza de miras a los dirigentes del POUM al animar a resistir, pero de ahí a calificarles de fascistas, pedir su ilegalización, decir que pasaban información a Franco, y que estaban aliados con Hitler, va un trecho bastante grande.

Como el propio Orwell cuenta, el mismo día 15 partieron de Barcelona varios milicianos para luchar en el frente de Aragón e intentar tomar Huesca. Milicianos del POUM que iban a luchar contra Franco para ayudar a ganar la guerra el bando republicano, y que en la retaguardia, en Barcelona y en Valencia, eran acusados de fascistas y de colaborar con el enemigo.
Milicianos del POUM que murieron en el frente dando su vida contra las tropas de Franco y que eran acusados de haberlas ayudado.


(Orwell con sus compañeros de milicia del POUM).


Varios miembros del POUM estuvieron encarcelados durante bastante tiempo, la inmensa mayoría sin juicio y sin cargos (más allá de ser miembro o miliciano del POUM), y algunos fusilados.

Orwell relata el caso de Kopp, un belga antifascista que era su comandante en la milicia del POUM. Acababa de viajar a Valencia dónde había recibido una carta de un general republicano acerca de las próximas operaciones en el frente de Aragón y en la que se le reconocía como militar de gran estima para la causa republicana. Cuando volvió a Barcelona, fue encarcelado y le quitaron la carta. Orwell relata cómo se las ingenió para recuperar la carta a pesar de que tenía la voz muy maltrecha debido a su herida y a sus escasos conocimientos del español. Sin embargo, aún con la carta no le liberaron. No se que sería de Kopp, pero en el momento de escribir el libro, 1938, Orwell no tenía noticias nuevas y se temía que le hubiesen fusilado.

Finalmente Orwell consiguió escapar de España. Pero no así muchos milicianos y militantes del POUM, que a pesar de haber luchado contra el fascismo, fueron acusados de fascistas, encarcelados, y algunos de ellos, tristemente ejecutados.

Orwell apunta a la sospecha de que Stalin, al proporcionar armas a España, fue quien instó a que el POUM fuese ilegalizado. Recoge testimonios de miembros de partidos republicanos y del PSOE que si bien achacaban responsabilidad al POUM en los sucesos de Barcelona, rechazaban la acusación de que fuesen fascistas, acusación que sólo sostenía el PCE.

(Placa en memoria de Andreu Nin en la biblioteca pública de las Ramblas de Barcelona, colocada en Mayo de 1987, 50 años después de su asesinato).


Como he dicho antes, se pueden achacar muchas cosas al POUM, como respaldar los sucesos de Barcelona o priorizar la revolución sobre la guerra, pero eso es una cosa, y otra muy distinta, como realmente sucedió, que se les acuse de fascistas, se les encarcele y se les mate, cuando estuvieron luchando contra el fascismo.

Fue un hecho muy lamentable en la guerra civil española, y ahora que me he acabado el libro, quería compartir mi reflexión aquí.