sábado, 23 de octubre de 2010

Cambios en el Gobierno

Se venía reclamando desde hace tiempo. Más que una remodelación ministerial, una reducción ministerial. Se han suprimido 2 ministerios (vivienda e igualdad).


En mi opinión se deben suprimir aún más. Lo que importa no son los ministerios, sino las políticas, y estas se pueden hacer aunque no dispongan de ministerios. Además, es que se nombra Ministros como para lanzar que se trabaja en esa política y luego son Ministerios muy pequeños que no hacen nada. Es mejor tener memos ministerios y más políticas. Así, si yo fuese presidente, tendría los ministerios indispensables: Defensa, Exteriores, Sanidad, Educación, Economía, Trabajo, Justicia, Cultura, Agricultura, Industria, Medio Ambiente, y Fomento. 12 en vez de 15. Los Vicepresidentes pueden ser también titulares de ministerios.

Se sabía el cambio del Ministro de Trabajo. Se decía que era para ayudar en Cataluña, pero la verdad es que quieren dar un cambio de imagen después de los recortes, la huelga, y los malos resultados en las encuestas. Así han traído a uno de UGT que participó en la manifestación de la huelga. Tratarán de suavizar las reformas y de pactarlas con los sindicatos, con la esperanza de recuperar votos.


Con la derrota de Trinidad Jiménez en las primarias de Madrid la han compensado elevándola de cargo. De Ministra de Sanidad a Ministra de Exteriores. Leire Pajín se ocupa de su puesto en Sanidad, y Marcelino Iglesias compaginará el cargo de Aragón con el de secretario de organización del PSOE.


Visto lo visto, habría sido mejor que hubiese ganado las primarias, porque le han enseñado la puerta a Moratinos, quien no se lo esperaba, pues ya tenía programada la agenda política para el próximo mes, en el que una cita fundamental era derrocar la posición común hacia Cuba (no hay diálogo posible con Cuba hasta que no se democratice) que mantenía la UE. Había sido una apuesta de Moratinos, que logró la excarcelación de "presos políticos cubanos" para derribar esta posición común. Ahora a saber como lo defiende Trinidad Jiménez.
Lo dicho, habría sido mejor que hubiese ganado las primarias. Ahora Moratinos, que llevaba desde el principio (2004) con el gobierno, se va por la puerta de atrás, inesperadamente. Pobre Moratinos. Si yo fuese él, guardaría rencor a ZP por mucho tiempo.


Pero además de estos cambios (reducción de Ministerios, cambio del Ministro de Trabajo, compensación a Trinidad Jiménez), se han producido otros bastante más inesperados.

El más chocante es la marcha de De la Vega. Personalmente creo que la molestó especialmente el recorte salarial a los funcionarios, pues ella había pactado anteriormente con los sindicatos una subida del 0.3%. Luego, con todos los recortes y los malos resultados en las encuestas, se habrá ido desanimando. Hay que recordad que De la Vega no está afiliada al PSOE. Al final habrá dicho, mira, yo para defender esto no me quedo. Y se fue.



Y su cargo le asume Rubalcaba. Dicen que es por estrategia de comunicación, pero yo creo que De la Vega también es buena comunicadora. También dicen que es porque es el que mejor está en las encuestas y tiene buena imagen. Pero a De la Vega también la pasa lo mismo. Además es mujer, algo valorado por todo esto de la igualdad de sexos en los ministerios. Yo creo que la han sustituido por el que mejor podía hacerlo, no porque De la Vega fuese mala en su trabajo ni mucho menos, sino en mi opinión, porque estaba ya crispada. Normal con lo que la tocaba defender. Rubalcaba que es hombre de partido, el más longevo desde que se fue Solbes, pues ya estuvo con Felipe González, está acostumbrado a defender estas cosas.

Además también es importante el tema de ETA. Batasuna está dando pasos, se está alejando de la violencia, montando el polo soberanista, y se espera que ETA, más lentamente, vaya por el mismo camino. Por lo tanto una de las bazas que juega el PSOE es acabar con ETA esta legislatura. Y para ello le hacen falta buenos expertos y portavoces, como son Rubalcaba, Ministro del Interior y por tanto líder de la lucha contra ETA que se convierte también en Vicepresidente, y Ramón Jaúregui, socialista vasco rescatado del Parlamento Europeo tras estar en él 2 años (lo que demuestra la poca estima que tiene el PSOE al Parlamento Europeo, al que envían a gente que ya no les sirve o que luego recuperan).

El último de los cambios sorprendentes es el de la incorporación de Rosa Aguilar al Ministerio de Medio Ambiente en sustitución de Elena Espinosa. Este asunto es una pura operación de márketing político. Elena Espinosa era poco conocida, daba una imagen discreta, y la sustituyen por Rosa Aguilar, muy conocida en los medios de comunicación.
Fue alcaldesa de Córdoba por IU. Tuvo problemas con la dirección, pues votó al PSOE alegando el voto útil y era partidaria de pactar con ellos. Al final se dio de baja de IU, y Chaves, cuando aún era Presidente de la Junta de Andalucía, la reclutó para Consejera de Obras Públicas, adheriéndose así al Gobierno del PSOE. Por supuesto, esa Consejería se la quedaba pequeña, así que ahora Ministra. De Medio Ambiente. Seguramente para suavizar algo todo el tema pro nuclear.
Veremos a ver lo que hace. Pero desde luego esta mujer está totalmente desacreditada tras su transfuguismo político. Ha renunciado a su ideología (si es que alguna vez la tuvo) por el poder.
Pero bueno, para lo poco que va a durar, año y medio hasta que el PSOE pierda las elecciones, tampoco estará durante mucho tiempo en el poder.


Yo habría cambiado más cosas, por ejemplo eliminar el ministerio de ciencia e innovación de Garmendia o la Vicepresidencia territorial de Chaves. Eso no significa eliminar las políticas como ya he dicho antes. Por supuesto quitar a Sinde (sin descargas) y sustituirla. Es una vergüenza que la Ministra peor valorada incluso que Aido, siga al frente de Cultura.


Y por supuesto quitar a Elena Salgado. A mí me caía bien cuando era Ministra de Sanida con la ley antitabaco (por cierto que ahora lo amplían, lo podían haber hecho de golpe, de todos modos más vale tarde que nunca), o cuando era Ministra de Administraciones Públicas. Pero Solbes se cansó, vino Elena Salgado dando dinero para la financiación autónomica y contentar a los nacionalistas, vinieron los mercados imponiendo sus dictados, y Salgado, obediente, recortó.


La quitaría de en medio sin dudarlo.
El otro cambio que haría sería en Defensa. Hay que salirse de Afganistán pero ya.

También mejorar la justicia,


acabar con Bolonia o reformar la política nuclear.


Lo que pasa que el psoe no va a hacer nada de esto, claro. Por eso perderá las elecciones.

Porque esa es otra. El PSOE perderá las elecciones. Las encuestas le ponían 14 puntos por debajo del PP. Ahora imagino que habrá subido algo, pero no mucho. En este año y medio remontará algo, pero ni de lejos hace una remontada completa.
Supongo que ya no habrá recortes y las reformas se harán de acuerdo con los Sindicatos, pues de lo contrario el PSOE se suicidaría políticamente, y tras el nuevo cambio de Gobierno no creo que esté por la labor. Está por la labor de ganar las elecciones.
Pero para eso tenía que haber hecho lo que lleva diciendo IU desde hace bastante tiempo. No plegarse a las exigencias del Mercado, no haber suprimido el impuesto del patrimonio, no haber bajado los impuestos a las empresas o a los ricos, haber perseguido más el fraude fiscal, y no haber privatizado tantas empresas públicas. Si se hubiese hecho todo eso, ahora tendríamos un Estado de Bienestar mucho más amplio y se podría haber aguantado mejor la crisis sin haber tenido que recurrir a todas las reformas antisociales ni al rescate bancario.

Pero no se hizo eso, sino que se plegó a las exigencias del Mercado y se hicieron reformas antisociales y el rescate bancario. Ahora no puede dar marcha atrás, porque entonces no sólo no recuperaría la imagen ante los ciudadanos, sino que daría mala imagen ante los Mercados. Por lo tanto seguirá adelante, como he dicho, con reformas más consensuada. Pero no le servirá para ganar las elecciones. La gente está harta ya del PSOE y de que le engañen.

Y el PP pues se aprovecha de la situación y endurece su discurso anti inmigración. Veremos a ver si llegan a gobernar. Endurecerán también su política exterior especialmente hacia LatinoAmérica. Estará por ver que hacen con Marruecos. Y económicamente privatizarán aún más, y no lo harán mejor que el PSOE.


La gente tiene que dejarse de voto útil y de abstención. Está claro que el voto úitl sólo sirve para que el PSOE haga políticas de derechas. ¿Qué derechas vas a parar si la derecha ya está en el poder? Da igual uno que otro. Hay que dejarse de voto útil y votar a la izquierda. A la izquierda verdadera que antepone los intereses de los ciudadanos a los mercados.
Los nacionalistas como siempre, les da igual ir con el PSOE que con el PP. Ellos van a sacar para su tierra y la ideología les da igual. Si el PP no saca mayoría absoluta se verá obligado a pactar con ellos y darles concesiones.


Hasta que no se reforme la ley electoral esto no cambiará. Seguirá gobernando el PSOE o el PP, dependiendo de cuanto de mal lo pueda hacer cada uno (Felipe Gonzalez con el GAL, la corrupción y las privatizaciones, Aznar con la guerra de Irak, el decretazo y el Prestige, y ZP con los recortes sociales, la guerra de Afganistán y la reforma laboral) pactando con los nacionalistas que sacan para ellos.

Bueno, hay una forma en la que puede cambiar sin que cambie la ley electoral. Que la gente se harte del PP y del PSOE porque a fin de cuentas son lo mismo, y que diga, pues para que se enteren voy a votar diferente, voy a votar a IU (la gente de izquierda), o a UPyD (la gente menos de izquierda). Y entonces, dejando olvidados el voto útil y la abstención, y votando a estos 2 partidos minoritarios estatales como señal de protesta, puede que se conviertan en fuerzas numéricas importantes y fuerzen la balanza inclinándola a los intereses de los ciudadanos acabando con el PPSOE+nacionalistas.


No hay nada que perder y mucho que ganar. Dejémonos de PPSOE y vayamos a por todas. Si luchas puedes perder. Si no luchas, perdido estás.

3 comentarios:

Vir dijo...

Hola, lo has explicado fenomenal, la verdad que poco me queda por decir, bueno como apunte te diré que yo me cruzo por la calle con la de vivienda y no sé quién es.
También estoy segurísima de que el PSOE perderá las elecciones y qué pena joer era una gran oportunidad para la izquierda y también me da rabia que los jóvenes que empiezan a interesarse por la política vayan a relacionar izquierda con PSOE, vaya plan. Un saludo :-)

Jesus dijo...

Ya...el psoe hace tiempo que dejó de ser de izquierdas. Hasta la guerra civil lo había hecho bien. En el franquismo desapareció, y en la transición volvió apoyado por EEUU y se convirtió en lo que es ahora: Un partido que dice que es de izquierdas pero que hace política de derechas.
Para eso mejor el pp, ya sabemos a qué nos enfrentamos. Estos no ocultan su verdadera cara.


Un saludo Vir, y gracias por comentar.

Trecce dijo...

En fin que, de cualquier modo, vamos apañados. Ellos van a lo suyo, que es ganar las elecciones y conquistar el poder, lo demás les da igual, viven en una especie de burbuja, son como un círculo endogámico. Y lo malo es que se creen lo que dicen, que los demás somos tontos y nos tienen que salvar ellos.
Una pena.