viernes, 9 de diciembre de 2011

Los recortes que se avecinan

Miedo. Mucho miedo es lo que da la victoria arrolladora del PP. Desde todos los sitios le exigen que haga reformas (patronal, mercados, U.E., Banco de España...etc).
Ya ha empezado a aplicarlas en las Comunidades en las que gobierna. En Castilla la Mancha Cospedal ha decidido bajar el sueldo a los funcionarios un 3%. En una entrevista en Antena 3 en campaña electoral le preguntaron a  Rajoy si bajaría un 5% el sueldo de los funcionarios y dijo que lo estudiarían pero que desde luego no lo iban a bajar un 5%. Bueno, pues un 5 no pero un 3 sí. Reír por no llorar.

Ha reunido a Sindicatos y Patronal para llegar a un acuerdo de reforma laboral y negociación colectiva. ¡Otra vez! ¿Cuántas reformas laborales van ya? ¿Con qué resultado? Con ninguno. Tanto el PSOE antes como el PP ahora tienen en mente que para conseguir acabar con el paro hace falta un mercado de trabajo más flexible, ligar los salarios a la productividad, y disminuir los festivos y el absentismo.
Vamos a ver, si se ligan los salarios a la productividad de la empresa, significa que puede ser que suban por debajo de la inflación, con lo que los salarios reales disminuyen, y si esto es así los trabajadores pierden poder adquisitivo. Al perderle baja su capacidad de consumo. Si a esto se une que se dice que el PP quiere subir el IVA al 20% y acabar con el tipo reducido (es decir, los productos básicos también al 20%), lo que nos encontramos es que los trabajadores ante esa subida de impuestos y esa moderación salarial frenarán su consumo y caerá la demanda. Al caer esta, las empresas disminuirán la producción (pues tienen que acomodar la oferta a la demanda). Al disminuir la producción, sobran trabajadores que habían sido contratados para un nivel determinado de demanda. Con lo cuál aumentará el paro. A eso es a lo que nos lleva ligar los salarios a la productividad.


Los defensores de esto dirán que así la empresa puede acomodarse mejor a las circunstancias, que es irracional que suban los salarios en época de recesión económica...Y tienen parte de razón, pero también la tienen quienes prefieren ligar el salario a la inflación.
Lo que debería hacerse para acabar con el paro es reducir la jornada laboral. Trabajar menos tiempo pero más gente.

Volviendo a las medidas del PP. Su reforma fiscal es muy regresiva. Aumentar el IVA que afecta a todos, y quiere bajar el de sociedades y el de sucesiones para atraer la inversión dice. Lo que pasará será que el Estado tendrá menos dinero y tendrá que recortar más para paliar el déficit (por ejemplo con la gestión privada de los hospitales que ha puesto en marcha Cospedal, eliminando la gratituidad de los libros de texto, o bajando el sueldo a los funcionarios). Por cierto, bajando el sueldo también disminuye el consumo, y por tanto la producción y el empleo.


Lo de la negociación colectiva...quieren que se negocie a nivel de empresa. Muy bonito. Volver al siglo XIX dónde los obreros estaban a merced de los empresarios. Precisamente aquellos países dónde la negociación colectiva está más centralizada son los que gozan de mayor protección social y mayor afiliación sindical, por no hablar de sus reducidas tasas de paro. ¿Adivináis cuáles son? Exacto, los países nórdicos y del centro de Europa.
Pero aquí quieren descentralizarla aún más, y con ello perjudicar a los sindicatos. Se trata de que los trabajadores no vean la necesidad de afiliarse para defender sus intereses, al ser esta descentralizada o en algunos casos individual. Con lo cual los sindicatos tendrán menos incidencia y los trabajadores menos protección. Los empresarios tendrán vía libre.
Los partidarios de esta reforma alegan que un convenio no puede servir para muchas empresas porque existen muchas diferencias entre ellas. Que tiene que haber un convenio atendiendo a la realidad de cada empresa.
Bueno, lo que puede hacerse es un convenio general de sector, y en los apartados más detallados negociarlos en la empresa. Porque de negociarse todo en cada empresa, podría haber condiciones muy abusivas para trabajadores sin protección que no les quedaría otro remedio que claudicar al no tener el apoyo de sus compañeros organizados en un sindicato.


Otra reforma que ha sonado y podría plantearse Rajoy, es contratar jóvenes por debajo del salario mínimo. ¡Ya lo que faltaba! El salario mínimo es uno de los más bajos de la U.E., tan sólo 641 euros cuándo en Francia es de 1.100 euros. ¡Y encima quieren que los jóvenes trabajen por menos de 641 euros! Ya con esa cantidad es difícil independizarse y ser autónomo. Imaginémonos con menor cantidad. Se vuelve al aprendizaje, prácticamente a trabajar gratis o por una propina. Vergonzoso.


Lo de los días festivos. La patronal ha insistido mucho en que España tiene muchos días festivos y que hay que reducirlos. Que los puentes y acueductos son muy perjudiciales para la productividad. Que se podría trasladar la fiesta al lunes más próximo para evitarlos. Los sindicatos han dicho que están dispuestos a negociar.
A este paso van a acabar con los fines de semana y las vacaciones. Algunos que tenemos memoria nos acordamos de la directiva que quisieron sacar en la U.E. de las 65 horas semanales. Un disparate. Tampoco hay tantos festivos ni tantas vacaciones en España. Aparte de que si se trasladasen a un Lunes perderían su significado. Habrá que estar atentos a ver cuál es la propuesta final. No creo que importase mucho en fiestas autonómicas o locales, pero sí en otras como Jueves y Viernes Santo, el 1 de Mayo, el 12 de Octubre, el 1 de Noviembre, o el 6 y 8 de Diciembre.

En fin, seguro que llegan más reformas, pero mala pinta tienen. No hay más que ver a CiU en Cataluña que había aplicado reformas antes de las elecciones, les votaron, y anunciaron reformas después de las elecciones con el apoyo parcial del pp al echar la culpa al tripartito anterior. Recortes en Sanidad y en la Administración Pública. Miedo también en Cataluña.


Mientras tanto se negocian los grupos parlamentarios y la mesa del Congreso. El PP quiere hacer valer su mayoría absoluta y dejar fuera de esta a IU. Esperemos que no lo consiga. En ese sentido hay que señalar a Bildu, que en Guipuzcoa ha sido mucho más democrático permitiendo a todos los grupos tener asiento en la Mesa.
Esperemos también que sea flexible y permita a Amaiur y UPyD tener grupo propio. Es de justicia por los votos que han tenido.
Y veremos a ver como juega el tema del fin de ETA. Confiemos en que no haga caso a la derecha más extrema de su partido y reine el pragmatismo que permita un final feliz.

Sobre los Ministros...suenan Gallardón, Piqué, Rato, González Pons, Sáenz de Santamaría, Arias Cañete, Ana Mato, Cristóbal Montoro...Ya veremos. Con tal de que este último no esté en Economía y no ponga a nadie escandaloso en Cultura (demasiado hemos tenido con Sinde), me conformo.