sábado, 27 de octubre de 2012

Bravo por Erdogan

Quiero mostrar aquí mi apoyo a Erdogan, primer ministro de Turquía, por su posicionamiento respecto a la crisis siria.
Antes de que esta comenzase, procuraba abrir vías con Al Assad, como todos. Cuando la crisis empezó, trató de llegar a una solución política y dialogada. Pero en seguida se vio que con el régimen sirio no era posible, no querían dialogar, solo ganar y mantenerse en el poder. Frente a la represión del régimen, Turquía, de la mano de Erdogan, se posicionó a favor de los rebeldes sirios. Acogieron en campos de refugiados a quienes huían de la guerra, y se comenta que por la frontera pasan muchos sirios para combatir contra Al Assad.


(Erdogan de visita en un campo de refugiados sirios en Turquía).

El régimen sirio, en su guerra contra los rebeldes, bombardea posiciones, entre ellas la de la frontera con Turquía. Llegó a matar a 5 civiles turcos. El gobierno turco, de la mano de Erdogan, respondió al ataque. El parlamento turco autorizó a intervenir si proseguían los ataques (con el voto en contra del CHP y de los kurdos). Hubo manifestaciones en la calle para decir "no a la guerra".


(Los manifestantes llevaban carteles con el slogan "Esta guerra no es mi guerra").

Erdogan dice que no quieren la guerra, pero que responderán a cualquier ataque. A mí, sinceramente, me parece muy correcta la postura de Erdogan. Hay quienes le critican por posicionarse tan claramente en la crisis siria. Dicen que eso lo tienen que resolver los sirios. Yo no estoy de acuerdo. Hay veces en las que hay que dejar de cerrar los ojos y comenzar a abrirlos. Vivimos en un mundo interconectado. Lo que le pasa a mi vecino me puede afectar a mi, no estamos totalmente aislados. Además, si mi vecino corre peligro, lo lógico sería que fuese a ayudarle, en vez de decirle "apañatelas como puedas, es problema tuyo, yo no tengo nada que ver".
Por eso me parece muy loable que Erdogan se posicione a favor de los rebeldes sirios. Es algo que no le afecta directamente, pero hay ocasiones en las que hay que tomar partido. Aquí no se trata solo de una guerra civil. Rusia, China, Irán y Hezbollah apoyan al régimen sirio. EEUU, Arabia Saudí y Catar, a los rebeldes. Si nadie, repito, nadie, se posicionase, la cosa sería diferente. Pero eso no pasa, entre otras cosas por el poder de veto del Consejo de Seguridad de la ONU, que facilita estos problemas. Ya hablé sobre lo bueno que sería cambiarlo en varios posts anteriores como este y este.

Por tanto Erdogan consideró que Turquía no podía permanecer indiferente, y trata de ayudar a los rebeldes sirios, aún a pesar de la oposición interna. Uno de los problemas son los kurdos, que atentan contra el gobierno turco, y ahora se mueven más fácilmente.
CHP, oposición laica y de centro-izquierda, critica a Erdogan por inmiscuirse en asuntos que no son de su incumbencia. Para mi CHP no tiene ningún valor moral. Turquía ha sufrido 4 golpes de Estado por parte de la cúpula militar en los últimos 50 años. Ha sido el gobierno de Erdogan quien mediante sucesivas reformas ha conseguido poner coto al poder de los militares. CHP se oponía a estas reformas por considerar que el Ejército era la garantía para que Turquía no se islamizase demasiado. Me recuerda a lo de que el Ejército español debe ser la garantía para la unidad de España. Si un partido español tratase de someter el ejército al poder civil, y hubiese otro que lo criticase alegando a la unidad de España, ¿qué diríamos? Seguramente que el poder militar debe estar a las órdenes del poder civil, precisamente lo que consiguió Erdogan en Turquía.


Luego está la oposición en las calles, que no quiere una guerra contra Siria. Es lógico, pero también de miras estrechas. Lógico porque nadie desea nunca una guerra, pues muere mucha gente, los edificios quedan destruidos, y hay muchos heridos. Pero de miras estrechas también, porque lo que le pase al vecino, como ya he dicho antes, afecta a todos los demás, no vivimos completamente aislados, nos interrelacionamos, y al ser un conflicto en el que intervienen más partes, no es demasiado lógico permanecer neutral. Es como en la segunda guerra mundial, que EEUU quería permanecer neutral hasta que le atacaron. Aquí pasa lo mismo, la neutralidad tiene consecuencias muy negativas. O se lucha contra Hitler, o se lucha a su lado. O se lucha contra Al Assad o se lucha a su lado. Permanecer neutral respecto a Hitler, significa en cierta medida, callar ante todo lo que está haciendo, simplemente por no querer luchar contra él. Por tanto, permanecer neutral ante la crisis siria, significa callar ante la dictadura de Al Assad, ante todo lo que han hecho.
Y luchar contra Al Assad no significa apoyo total a la oposición. Cuando luchaban contra Hitler, había oposición muy diferente. La URSS (comunistas), EEUU (demócratas y republicanos), Inglaterra (monárquicos, tories y laboristas), y Francia (socialistas, comunistas...etc). Había muchas diferencias entre ellos, pero todos tenían claro que había que luchar contra Hitler. Pues con Al Assad y Siria pasa lo mismo. Puede haber muchas diferencias entre la oposición (suníes, cristianos, Al Qaeda, laicos, comunistas, liberales...) pero todos luchan contra Al Assad. Puede que a algunos no les podamos ni ver (los comunistas por ejemplo frente a los de Al Qaeda o los integristas islámicos), pero es que en la 2ª Guerra Mundial probablemente los republicanos estadounidenses o los tories ingleses no pudiesen ni ver a los estalinistas. Y a pesar de eso sabían que tenían un enemigo común mayor, que era Hitler, y contra él luchaban. Pues con Siria debería pasar lo mismo.


Por eso que los jóvenes turcos digan "no a la guerra" es comprensible pero también de miras estrechas, pues no pueden permanecer de manera indiferente y neutral ante lo que sucede a su alrededor.

Repito, bravo por Erdogan. Me parece que lo está sabiendo llevar muy bien. Se ha convertido en un referente para los islamistas moderados, combinando Islam con democracia. Túnez y Egipto, tras sus revoluciones, dicen querer inspirarse en el modelo turco. Supone un claro enfrentamiento con el modelo de Arabia Saudí, mucho más integrista y desde luego nada democrático.
Erdogan ha conseguido ser un referente en el Islam moderado y democrático, ha logrado reducir el increíble poder militar turco, y ha sabido estar a la altura en la crisis siria.
Si hubiese un conflicto en un país vecino, no permanecemos indiferentes pues estamos interconectados, y ayudamos a una de las partes, y como consecuencia de ello atacan nuestro territorio, ¿no nos defenderíamos? Eso es lo que está haciendo Erdogan. Con cautela, claro, pero es lo que habría que hacer. Lo que no habría que hacer sería no dejar pasar a los refugiados, no ayudarles, o no responder ante las agresiones. Sería como dar carta blanca a Al Assad, ser sus cómplices.


Es cierto que hay otras cosas que hay que mejorar en Turquía. Su negación del genocidio armenio, o el problema que tienen con los kurdos y con Chipre. Sin embargo empiezo a pensar que son más las cosas positivas que las negativas. Además de las ya añadidas, destacan entre las positivas su participación en la Alianza de Civilizaciones, o su enfriamiento de las relaciones con Israel, después de que el gobierno de dicho país atacase la flotilla Rumbo a Gaza matando a 9 integrantes turcos.


(Erdogan visita a los heridos por el ejército israelí contra la flotilla de la libertad).

Vaya pues todo mi apoyo a Erdogan, creo que lo está haciendo muy bien.