jueves, 13 de mayo de 2010

Débil con los fuertes, fuerte con los débiles

La frase del título refleja claramente la política del Gobierno. Suprime el impuesto de patrimonio, acude al rescate bancario, no sube los impuestos a las rentas más altas, está dispuesto a que las empresas coticen menos a la seguridad social, a crear un nuevo contrato que abarate el despido...Débil con los fuertes. En cambio está dispuesto a retrasar la edad de jubilación a los 67 años, a subir el IVA, a bajar el sueldo a los funcionarios, a congelar las pensiones, a reducir la ayuda a la dependencia, la ayuda al desarrollo, a recortar el gasto farmacéutico, a suprimir el cheque bebé...Fuerte con los débiles.

No nos engañemos, aquí y en todas partes gobiernan los empresarios.


En todos los países están tomando medidas de este tipo. Están pagando la crisis los trabajadores, cuando quienes la han provocado han sido los bancos y las cajas, que han especulado en el boom de la construcción y cuando esa burbuja ha estallado, se han encontrado con que no podían conceder préstamos y tenían que pagar la deuda, y tuvieron que pedir ayuda al Estado.


¿Qué medidas se pueden proponer? Aquí van unas cuantas:


1. Todo esto no hubiera pasado si esos bancos y cajas hubieran sido realmente públicos. No habrían invertido en valores de riesgo, no habrían jugado con el dinero de los ciudadanos, y todo esto no habría estallado.



2. Si las empresas de sectores como las comunicaciones, la energía, la banca, la construcción o los transportes fueran públicas, en vez de quedarse los beneficios Botín para seguir acumulando su botín, o Florentino Pérez para invertirlo en un Madrid perdedor, se los habría quedado el Estado, y tendría más ingresos, el déficit no sería tan elevado y no habría que tomar todas estas medidas.


3. Si se fomentasen las cooperativas, los dueños serían los trabajadores, sería mucho más equitativo, no habría tanta gente en paro, podrían consumir más y por lo tanto crecería la oferta.


4. Si se redujese la jornada laboral a 35 horas como propone IU, y se adelantase la edad de jubilación a los 60 años, la gente trabajaría menos, produciría menos, y por lo tanto habría que contratar a más gente. Sería trabajar menos para trabajar todos. El mismo salario, la gente más descansada, y más gente con trabajo, lo que aumenta la demanda, la oferta, las cotizaciones a la Seguridad Social, y los ingresos del Estado.


5. Si se retomase el impuesto del patrimonio se recuperarían 3000 millones de euros al año. Si se aumentasen los impuestos a las rentas más altas, el 5% de la población (que no son clases medias ni currelas como dice Esteban González Pons), se aumentarían los ingresos. Aumentar el impuesto de sociedades, acabar con los paraísos fiscales,



aumentar el IVA para los artículos de lujo, adoptar la tasa tobin (impuesto sobre inversiones especulativas), reducir el salario de los altos cargos...


6. El establecimiento de un salario máximo, por ejemplo 6000 euros, y subir el mínimo a 1200 euros, se conseguiría reducir las diferencias sociales, aumentar la capacidad de consumo de los más pobres, y que el Estado se quedase con el dinero de los más ricos para fomentar la inversión y el empleo.


7 Acabar con el fraude fiscal y la economía sumergida fomentando las inspecciones, que las rentas de capital paguen verdaderamente impuestos. Otra manera de aumentar los ingresos para poder paliar el déficit.


8. Cambiar el modelo productivo, de uno basado en el ladrillo y el turismo a uno basado en la industria (aéreo espacial, energías verdes, investigación, exportación de productos...).



9. Dejar de subvencionar a escuelas y centros privados. Si quieren ser privados, muy bien, pero ¿por qué ha de el Estado ayudarles a ser privados?


10. Si los beneficios por la venta de la vivienda fuesen menores por ley para los constructores, y hubiese fijado un límite de años para hipotecarse, y un límite porcentual del salario, los precios de las viviendas bajarían, y quienes accediesen a ella tendrían estabilidad, y aumentarían la oferta, la demanda y los ingresos, al no depender tanto de pagar la hipoteca.


11. Acabar con las subcontratas que tantos accidentes laborales causan. Si se reduce la siniestralidad laboral, también es un factor a tener en cuenta desde el punto de vista económico.


12. En vez de EREs, aplicar el modelo alemán basado en reducir la jornada y emplear dicho tiempo en formación. Menos parados, menor prestación, menor gasto, más ingresos seguridad social, menos gasto.


13. Acabar con los intermediarios en la agricultura. Los precios que cobrarían los agricultores serían más altos, y los que se venderían en las tiendas más baratos. Ganarían agricultores y consumidores, aumentando la demanda, la oferta, y por tanto los ingresos, y por tanto reduciendo el gasto.





14. Fomentar las zonas rurales, implicaría que no viviese tanta gente en las grandes ciudades reduciendo de esta manera el transporte en estas ciudades, así como el impacto ecológico.


15. La Corona. Se lleva casi 9 millones de euros al año. Si hubiese república saldría mucho más barato.


16. Recuperar todo el dinero sacado de la corrupción y el dinero negro. Tomar medidas para evitarlo. Aumentarían los ingresos y se reduciría el gasto.



17. La ayuda al desarrollo debería ser mayor. Si los inmigrantes vienen aquí es porque la situación en sus países es muy mala. Para evitar eso hay que ayudar a sus países. Nos beneficiamos todos.


18. Mejorando la sanidad y las listas de espera, el paciente no recurre a la sanidad privada, mejorando la salud de los ciudadanos, lo que también influirá en los ingresos.


¿Pero por qué no se aplican todas estas medidas? Pues porque no interesan a los empresarios, que son quienes verdaderamente manejan el cotarro. La lucha de clases sigue vigente, hoy más que nunca. Algunos se habían empeñado en enterrarla con aquello de la clase media, pero se ve que eso no es así, que sólo existen 2 clases sociales, empresarios y trabajadores, o capitalistas y obreros. Y algunos que decían que no, empiezan a darse cuenta de ello.