sábado, 8 de mayo de 2010

Elecciones en Reino Unido

El jueves fueron las elecciones en Reino Unido. Ganaron los conservadores con 306 escaños y un 36% de los votos. Les siguieron los laborales con 258 y un 29% de los votos, y en 3º lugar los liberal-demócratas con 57 y un 22% de los votos. Los conservadores se quedan a 20 de la mayoría absoluta. El british national party, de ideología ultraderechista y que logró diputados en Europa se queda fuera, así como el euroescéptico Partido por la independencia del Reino Unido. El Sinn Feinn ha logrado 5 escaños, aunque no los ocupará pues no quiere jurar lealtad a la Corona. Los unionistas tienen 8. El SDLP, nacionalistas moderados, tienen 3 escaños, y Alliance, partido entre unionistas y republicanos, 1 escaño. El partido nacionalista escocés ha logrado 6 escaños. El partido nacionalista galés 3, y el partido verde un escaño. Respect (sus siglas significan Respeto, Igualdad, Socialismo, Paz, Medio Ambiente, Comunidad y Sindicalismo), el grupo de izquierdas nacido de la coalición de varios partidos y de gente descontenta con el partido laborista por su posición con la guerra de Irak, lamentablemente no ha logrado revalidar su diputado y eso que en 3 circunscripciones logró gran número de votos. En la que más votos ha obtenido se presentaba una musulmana con hiyab,

y es que RESPECT lo forman también asociaciones musulmanas, además de muchos partidos socialistas y comunistas. Tiene lazos trotskistas con otras organizaciones.

Ha habido polémica pues la votación se ha realizado en día laboral y mucha gente se ha quedado en la cola sin poder votar porque les han cerrado las urnas.


El Reino Unido se divide en 650 circunscripciones. El parlamento tiene 650 diputados, es decir, un diputado por circunscripción. Esto significa que los votos de los partidos que quedan en 2º o en 3º lugar no son tenidos en cuenta. Perjudica a los liberal-demócratas y a otros partidos pequeños como Respect o los verdes, pues les cuesta ganar en las circunscripciones, y por lo tanto el escaño les cuesta más votos. Vemos que sólo con un 7% menos de votos que los laboristas, los liberal-demócratas tienen 200 escaños menos. Tradicionalmente los laboristas tienen más votos en el norte, Escocia y Gales, y los conservadores en el sur. Por ejemplo en Escocia los conservadores sólo han logrado un escaño, por 41 de los laboristas, 10 de los liberal-demócratas y 6 de los nacionalistas.
En Gales los conservadores sólo han logrado 8 escaños por los 26 de los laboristas, 3 de los liberal-demócratas y 3 del partido nacionalista galés.


Nick Clegg ha dicho que escuchará primero a Cameron, pues es quien tiene mayor número de votos y de escaños. Es normal en un partido de centro. Si no llegasen a un acuerdo, escucharía al partido laborista. La mayor condición que pone es la reforma de la ley electoral. Creo que aquí tenemos mucho que aprender. Antes de pactar nada deberíamos poner esa condición, pues sino nunca llegaremos a nada.

En principio los laboristas parecen más propensos y harían un referéndum. Los conservadores quieren crear una comisión, y muchos dentro de su partido se oponen y son aún más conservadores y euroescépticos que el propio Cameron,


y eso que este promovió la salida de su partido del grupo popular europeo para crear otro grupo euroescéptico. Me da que les pasará como en España, que crearon una comisión que no sirvió absolutamente para nada. Pero tal vez los liberal-demócratas piquen el anzuelo y luego se lleven el chasco. Habrá que cruzar los dedos para que las conversaciones no lleguen a buen puerto (aunque no creo que los conservadores se dejen pasar la oportunidad) y veamos un gobierno laborista-liberal demócrata.


De todos modos un gobierno conservador-liberal demócrata no es el peor de los escenarios posibles. Por lo menos Nick Clegg le parará los pies a Cameron. Aunque habrá recortes para parar el déficit, si se consuma el acuerdo no serán tan radicales como querría Cameron.


El partido liberal-demócrata es un partido de centro, entre laboristas y conservadores. Sin embargo, viendo las propuestas de Clegg, a mi me parece un buen partido, mejor que el laborista.


Es más europeísta, más ecologista, está en contra del arsenal nuclear, se opuso a la guerra de Irak, está a favor de regularizar la situación de los inmigrantes, de la descentralización, del estado del bienestar, de la creación de un Estado Palestino, de que los impuestos sean progresivos, de los derechos de los indígenas, de una política exterior más humanitaria...En el parlamento europeo trabajó para prohibir el uso de cosméticos experimentados en animales, o por permitir embargar la madera talada ilegalmente.

Obviamente tampoco es que sea un partido de izquierdas, no está a favor de la intervención del Estado. Comparte grupo europeo con los liberales de Alemania que gobiernan con Merkel. No obstante creo que en este caso este partido es más de izquierdas que los liberales de Alemania, creo que será bueno, pues dará otra perspectiva más pacifista, ecologista, europeista y tolerante.


Tras conocerse que no hay mayoría absoluta las bolsas se abrieron y se desplomó la libra. Empiezo a estar hasta las narices del juego de la bolsa y de los especuladores. Esto lo controlan unos señores que tienen dinero y lo mueven de un sitio a otro buscando obtener beneficios, siguiendo sus propios intereses y sus propias convicciones. Por ello venden sus acciones en las bolsas de Nueva York, Madrid, Londres, Lisboa o Atenas.


Intentan desestabilizar estos países para hacer caer el euro y así ganar dinero debido a que habían apostado por ello. Con la de Nueva York pasó algo parecido, así como con las agencias de calificación de la deuda (estadounidenses, por cierto), que mantienen a Reino Unido, Alemania y Francia en mejor posición que a España y eso que tienen mayor deuda. No aciertan en los bonos basura que provocaron la crisis, ni en el hundimiento de la banca de Islandia ni en nada.

El Gobierno ha dicho que la especulación debe ser castigada con el Código Penal.

Según señaló De la Vega, el nuevo Código Penal "castiga" la difusión de "noticias o rumores para alterar el precio de la cotización de los instrumentos financieros" y algunas otras medidas en relación con la "alteración del precio de las cosas" y de "utilización abusiva de determinada información".

Por primera vez estoy de acuerdo en algo con el gobierno. Ya está bien de abusos, de generar desconfianza e incertidumbre. Hay que acabar con estos especuladores que sólo miran por su beneficio e intereses sin importar a quienes se cargan por delante. En este sentido se está intentando coordinar en la Unión una fiscalía europea que de protección a los intereses financieros de la comunidad y persiga la especulación que puedan alterar esos intereses financieros y el euro.
Alemania se está mostrando reticente, al igual que fue reticente con el plan de rescate griego exigiendo un plan de recorte durísimo. Empiezo a estar también cansado de esto. Es cierto que Alemania es a quien más le toca pagar, pero es que al fin y al cabo también se beneficia. Está siendo un poco insolidaria la señora Merkel.



Esperemos que esta racha de la derecha acabe, porque ahora dominan todo el espectro (Reino Unido si se consuma el pacto conservadores-liberales, Francia con Sarkozy, Alemania con Merkel, Italia con Berlusconi...y próximamente Rajoy con España). Como diría Siniestro Total, menos mal que nos queda Portugal. Sin embargo tengo esperanzas en Francia. En las elecciones regionales Sarkozy se llevó un buen varapalo. Esperemos que sean precursoras de las elecciones generales.

3 comentarios:

Vir dijo...

Personalmente a mí me gustaría que IU en España lo formaran también asociaciones gitanas y musulmanas (progresistas, se entiende), un saludo!

Víctor Gómez López. dijo...

Es una pena que en Reino Unido no exista una fuerza de izquierdas. Y vaya sistema electoral también...

Ya sabes, lo llaman democracia.

Jesus dijo...

Esiste respect...lo malo es que no ha obtenido representación.