viernes, 7 de mayo de 2010

La justicia

Que la justicia va mal en este país no es ninguna novedad.

Hace tiempo tenía un debate en un foro, en el que me decían que la justicia beneficiaba a los ricos. Yo decía que no, pero...ahora puede que estuviese equivocado. Los ricos pueden contratarse abogados muy caros, pagar fianzas muy caras,


salir indemnes de procesos en los que probablemente tuviesen mucho que ver...en cambio quien no tiene dinero, probablemente tenga más probabilidades de salir condenado, no podrá pagar la fianza ni a a abogados estrella.



Luego, la justicia no es igual para todos.

¿Por qué se juzga a los criminales de guerra de Serbia, y a Obama, que bombardea Afganistán, se le concede un premio nobel de la paz?


¿Por qué cuando la justicia española quiere investigar crímenes de Israel en Palestina el psoe y el pp la paran los pies? ¿Por qué se le concede un premio nobel de la paz a Kissinger cuando promovió el golpe de Estado en Chile? ¿Por qué se juzgan los crímenes de guerra nazis, a los piratas de Somalia, a terroristas de Al Quaeda, y no a los crímenes de guerra cometidos en Irak, en Vietnam, los crímenes cometidos por Alan García en Perú contra los indígenas, los crímenes cometidos en Chile contra los mapuches, o la explotación de las multinacionales en África, Latinoamérica o Asia?

Es fácil. Porque se atreven contra el débil y no contra el poderoso.

Además de que la justicia no es justa (nótese el juego de palabras), tampoco funciona bien. Desde el momento en que se pone una denuncia hasta que llega el juicio pasa mucho tiempo. Desde el momento en que se pone un recurso hasta que se resuelve, pasa todavía más.
Los juzgados están colapsados de trabajo. Hace poco hubo huelga de jueces en España.


Hubo voces críticas diciendo que un poder del Estado no podía hacer huelga, que lo siguiente sería que los políticos hiciesen huelga. Me parece una absoluta tontería. Los políticos son los que hacen las leyes. Entonces pueden hacer leyes que afecten a jueces o a policías, y como estos dependen de los políticos obviamente pueden hacer huelga. No están al margen de lo que decidan los políticos. Los únicos que no pueden hacer huelga son los políticos, pues eso significaría que no están haciendo las leyes que ellos quieren, que no están haciendo su trabajo.




No está modernizado el sistema, hace falta informatizar, más recursos. No es de recibo que tengan que hacer sentencias con prisa. Luego se cometen errores judiciales, como dejar libre a alguien que no debería estarlo, como este caso que liberó a un guardía civil que mató a su mujer, o dejar encarcelado a alguien que sí que debería estar libre, tema que ya toqué en el post de la pasionaria.



No es de recibo que haya que estar esperando años para el juico o para la resolución del recurso.


Por no hablar de toda la manipulación política que existe sobre los jueces, eligiendo a los miembros del tribunal constitucional los partidos políticos para asegurarse su punto de vista.



Además, la mayoría de las leyes suelen ser restrictivas contra los ciudadanos, en pro de la administración o de las empresas. En un juicio tiene muchas más posibilidades de ganar la administración o la empresa que los trabajadores. En los pocos casos que ganan los trabajadores, se ha tardado tanto en resolver que ya es imposible reparar el daño.

En este sentido hay una canción de boikot muy buena, aparte de la de espaldas al mundo, que además de hablar del sistema penitenciario, como ya la puse en este post, habla sobre la justicia. Esta otra canción se llama "Una vez más", y además de hablar sobre el castigo en vez de la rehabilitación, habla también sobre la justicia:


Diez años tardó,
el sistema judicial,
en tenerte que juzgar

porque nuestra sociedad,
castigando sin piedad,
te quiere rehabilitar

en ti nadie se fijó,
y el tiempo que pasó,
lo empleaste en trabajar

ahora que eres un ciudadano,
totalmente integrado,
al que se debe castigar

Así saciaremos nuestra sed,
nuestras ansias de poder,
encarcelando una vez más

Así saciaremos nuestra sed,
nuestras ansias de poder,
encarcelando una vez más

soy un preso más,
y robé por necesidad,
volvería hoy en día a robar

se aprende mucho más,
si el derecho a trabajar,
se aplicara de verdad

el derecho a una vivienda,
y a vivir con dignidad,
que os olvidasteis de enseñar

nunca es tarde sr. juez,
para pararse a pensar,
porque tuve que robar

Así saciaremos nuestra sed,
nuestras ansias de poder,
encarcelando una vez más