domingo, 25 de marzo de 2012

Rubalcaba, la reforma laboral, y el déficit

Retomo el blog después de varios días de inactividad para hablar acerca de bastantes cosas...Como sabéis, he estado enfrascado en la campaña para condenar la represión en Siria (a ese respecto iba mi última entrada así como lo que podéis ver arriba del todo), y eso me ha quitado bastante tiempo.
Ahora que tengo un hueco voy a hablar sobre otros temas de actualidad...

Rubalcaba venció a Chacón. Sí, ya se, no es muy actual, pero quería hablar sobre ello. Creo que Chacón apostaba más por la renovación, y Rubalcaba por el continuismo. Sin embargo, en mi opinión, Chacón estaba aún un poco verde en algunos temas, y Rubalcaba da más tranquilidad (por ejemplo respecto a ETA).


De todos modos hasta que el PSOE no haga una lectura crítica y reconozca haberse equivocado al bajar numerosos impuestos en época de bonanza, al reducir el sueldo a los funcionarios, la ayuda al desarrollo, al congelar las pensiones, o al incrementar el nº de años necesarios para jubilarse, no creo que remonte.
A la gente no le gusta lo que está haciendo el PP, pero ¿cuál es la alternativa? ¿Un PSOE que aplicó medidas muy parecidas? Hasta que no tengan un programa serio alternativo y reconozcan haberse equivocado, nadie considerará sus críticas al PP más allá del oportunismo político.




La reforma laboral. Está claro que abarata el despido. Algunos dicen que así se animarán a contratar, ya que en épocas malas no cerraría la empresa pudiendo flexibilizar la plantilla. Va en la línea de los que apuestan por flexibilizar el Mercado. La CEOE la ha aplaudido (parece que les satisface), pero los sindicatos la rechazan y han convocado una huelga general. CGT y CNT con críticas a CCOO y UGT por pactar la reforma de las pensiones.


Otros como el CSIF no se suman. En mi opinión la huelga es necesaria, pero no es un fin en sí mismo, sino un medio. Es una irresponsabilidad que el CSIF no se sume, porque también afecta a las Administraciones Públicas. Lo de que como no va a servir de nada no hago huelga no vale, porque lo que sí que no sirve de nada es precisamente no hacer nada. Hay que hacer huelga, sí, pero también algo más. En Francia y en Grecia hacen huelgas continuamente. Las utilizan como instrumento para lograr algo, no como fin, no dicen convoco huelga porque es mi fin convocar huelga, no, la convocan para lograr algo, y continúan hasta que lo consiguen o hasta que son derrotados.

Por lo menos una cosa parece clara, equilibrada no es, ya que unos están a favor y otros en contra. Denunciar también el oportunismo del PSOE que pide que se haga una reforma laboral como la que hicieron ellos al mismo tiempo que critica los recortes que supone esta. Por si no se acuerdan, su reforma también contó con una huelga de los sindicatos, por lo que no deberían ir ahora como amigos de ellos. Aunque esto siempre pasa, cuando el psoe está en la oposición hace políticas de izquierdas, pero cuando llega al gobierno se quita la careta y hace políticas de derechas.
Lo de flexibilizar el Mercado Laboral lleva haciéndose desde que Felipe González llegó al poder, y ya vemos que no ha servido de nada.
En mi opinión, se empezará a disminuir el paro cuando se recupere la economía (crecer por encima del 2%-2.5% del PIB) y para ello hacen falta políticas de estímulo, no de ajuste para reducir el déficit.
Sí, ya, el déficit y la deuda deben reducirse, porque sino el Estado podría quebrar y salirse del euro, o llegar a una situación parecida a la de Grecia. Yo creo que el Estado cuanto menos endeudado esté, mejor. Porque estar endeudado significa estar a merced de los bancos, lo que significa hacer las políticas que ellos quieren y no tocar sus privilegios. ¿Y cómo conseguimos no estar endeudados? Pues aumentando los ingresos y los recursos. Hace tiempo el Estado controlaba los sectores estratégicos como la energía, las telecomunicaciones, el transporte, la banca...todo ello debería volver a ser estatal. Con una buena política de competitividad se lograría que fuese eficiente y los beneficios irían a parar al Estado y por tanto a la Sociedad.
La reforma fiscal, luchar contra el fraude fiscal aumentando los recursos para la Agencia Tributaria (y no renovando a tan sólo 1 de cada 10 funcionarios que se jubilen, como ha aprobado el PP; si se quiere perseguir de verdad no sólo habría que renovar al 100%, sino incrementar el nº de plazas), que pague más el capital que el trabajo (actualmente no es así), eliminar las sicav...etc.

Y en el gasto, antes de reducir en cooperación al desarrollo, sanidad (con el copago), educación (renovando tan sólo a 1 de cada 10 profesores), I+D (uno de los pocos sectores que siempre crecerá pues siempre hay algo que investigar), o dependencia, habría que eliminar las subvenciones. A la iglesia católica (yo soy creyente, pero creo que ha llegado la hora de que todo el mundo dependa de sí mismo y no de las subvenciones), a los empresarios, a los sindicatos (se lo deberían plantear seriamente, continuamente oímos críticas de que sólo se movilizan cuando les recortan las subvenciones y de que no son independientes. Ellos alegan que las subvenciones son poco dinero en su presupuesto. Si es así que renuncien a ellas y aumentarán su prestigio.), y a los partidos políticos. Esto debería ir acompañado de una ley de financiación de los partidos, prohibiendo exprésamente la financiación por empresas o las donaciones. Así vivirían de sus afiliados.
No es noticia que CCOO ha tenido que realizar un ERE dentro del sindicato por la pérdida de subvenciones. Algo parecido le ha pasado al PSOE tras perder casi 60 diputados. Con una mejor gestión esto se arreglaría. Por supuesto que muchos no querrán, pero es lo que yo haría.
El PSOE y el PP tendrían que volver a pegar carteles en la calle, y no a subcontratar, ya que no podrían cubrirlo. Así tal vez habilitasen espacios para pegarlos, y no lo prohibirían y mandarían a la policía a multar a los que sí que los pegan (cuando saben perfectamente que no pueden cubrir los gastos de la multa y quieren coartar su libertad de expresión). También dejaría haber de tanto afiliado para escalar puestos y ganar dinero al que la ideología le diese igual.

Pero bueno, que me voy por las ramas, de este modo se conseguiría paliar el déficit al mismo tiempo que se impulsaría una política que incentivase la economía (ampliando el sector público y ganando en competitividad y eficiencia, y no reduciéndole y dejándole deficitario e ineficaz).

De momento lo dejo ahí. Pronto volveré con más cosas.

2 comentarios:

Sostrato de Cnido dijo...

Que poco coincidiré contigo otra vez de nuevo. Pero supongo que no es sorpresa para ti :). Como en lo que no coincidimos discutimos muchas veces, esta vez te diré en lo que si coincido, para variar.

Es necesario que cualquier tipo de organización, ya sea política, sindical, estudiantil, eclesiastica o ONG viva de sus propios afiliados, de las cuotas de estos o de sus donaciones. Ya sean directas o indirectas.

No estoy en contra de que el estado a través de la declaración destine una cantidad a estas organizaciones, pero siempre de forma voluntaria y mucho más detallada que ahora. Como lo haría yo:

El estado decide disponer de un o,5 por ciento del impuesto del IRPF para ONGs e iglesias (por ejemplo) y un 0,2 por ciento para organizaciones políticas.

Pues bien, todas las que entren en cada una de las categorias son listadas en un papel en el que colocar una cruz al lado de su nombre, de tal forma que a más cruces más reparto.

Para esto se manda a cada casa información de las ONGs o iglesias y partidos o sindicatos u organizaciones políticas junto con una auditoría realizada por alguien imparcial (hay una ONG que se dedica a esto) que diga cuanto dinero pueden justificar como gasto del que recibieron los últimos años y a que se dedica.

Con esto, el que quiera dinero que se lo curre. Y de los presupuestos generales del estado, de forma arbitraria, ni un céntimo de euro.

Un abrazo

~~Esfera Comunista~~ dijo...

A ver, el PSOE abandonó hace tiempo el socialismo de Pablo Iglesia. Ahora mismo son socialdemócratas, es decir, cuando me interesa, soy muy de izquierdas y cuando no justifico políticas de derechas. Su diferencia con el partido demócrata de Estados Unidos es mínima.
Por lo tanto, no reconocerá nunca que metió la pata jodiéndole la vida a los trabajadores.

No sé cómo tienen el valor de seguir cantando la internacional.