lunes, 18 de octubre de 2010

Francia en lucha.

En Francia llevan ya 8 huelgas generales para parar la reforma de las pensiones que pretende retrasar la edad de jubilación de los 60 a los 62 años.


A diferencia de España, los empleados de los servicios públicos son quienes más se movilizan. Tanto en el sector transportes (metro, ferrocarril, aeropuertos), como en educación (institutos, universidades), o refinerías, la huelga es prácticamente total.

A los principales sindicatos del país no les tiembla el pulso a convocar huelga tras huelga para intentar parar al gobierno. A diferencia de España, no consideran "una putada" convocar una huelga general.

La gente no se preocupa si servirá de algo la huelga, o de perder un día de sueldo, o de criticar a los sindicatos. La gente se une a la protesta, o aunque no lo haga, la apoya.

Los sindicatos no se conforman con convocar una huelga y parar aunque no hayan logrado sus pretensiones. Siguen y siguen para intentar ganar.

Hay en España un sentimiento negativo hacia los franceses, llamándoles gabachos o franchutes. Yo nunca he tenido ese sentimiento, y después del ejemplo de compromiso, unidad, lucha, valentía y coraje que están mostrando, espero que a mucha gente se le quite ese sentimiento.

¡Ánimo Francia! ¡Sois un ejemplo para toda Europa! ¡Hasta la Victoria Siempre!