sábado, 5 de marzo de 2016

Breves sobre las primarias de EEUU, la investidura fallida de Sánchez, y la salida de la cárcel de Otegi.

En mi anterior entrada de finales de Enero hablaba sobre las primarias de EEUU que estaban a punto de comenzar en los partidos para elegir a su candidato a las elecciones presidenciales.
Ya ha transcurrido más de un mes, y varios candidatos han ido cayendo y otros ganando fuerza.

Empezando en el campo demócrata, O'Malley se retiró tras la primera votación en Iowa donde no llegó a alcanzar el 1%, dejando el partido en manos de dos, Sanders y Clinton.
De momento Clinton va con ventaja debido al apoyo de los Estados del Sur y de los superdelegados, es decir, cargos importantes del partido que comprometen su voto por uno de los candidatos sin tener en cuenta los resultados de las primarias de sus Estados.
Sin embargo Sanders está peleando bien, y en algunos sitios ha ganado de forma aplastante: Vermont con más del 86% de los votos; alrededor del 60% de los votos en Minnesota, Colorado y New Hampshire; y con casi el 52% en Oklahoma.
En otros Estados se ha quedado muy cerca, como Massachusetts con el 48,5%, Iowa con el 49,6%, o Nevada con el 47,4%.
Pero hay que reconocer que tiene un problema con los Estados del sur, donde sus apoyos han ido del ridículo 19,2% en Alabama hasta el insuficiente 35,2% en Virginia, pasando por el 26% en Carolina del Sur, el 28,3% en Georgia, el 29,8% en Arkansas, el 32,4% en Tennessee, y el 33,2% en Texas.

Y es que en el Sur se concentran las minorías negra e hispana que apoyan mayoritariamente a Clinton. ¿Por qué? Es difícil decirlo, también hay líderes de esas comunidades que apoyan a Sanders...pero parece que consideran que el historial de los Clinton es más beneficioso para sus intereses que el de Sanders.



Así pues, hasta el momento, Clinton ha ganado en 9 Estados y Sanders en 5, si bien 3 de esos Estados han estado muy igualados, con una diferencia menor de 6 puntos porcentuales. Sin ellos, quedarían 6 para Clinton y 5 para Sanders. Por lo tanto, aún hay partido.





En cuanto al campo republicano...Trump está arrasando. De momento ha ganado en 10 Estados, por 4 de Ted Cruz y 1 de Marco Rubio.
Tras la votación de Iowa, varios candidatos republicanos se retiraron: Rand Paul, Mike Huckabee, y Rick Santorum. Y después de la de New Hampshire, hicieron lo propio Chris Christie y Carly Fiorina. Después de la de Carolina del Sur se retiró Jeb Bush, uno de los candidatos a priori favoritos, pero que sucumbió ante el ala conservadora del partido.
Y finalmente tras las votaciones del super martes del 1 de Marzo, se ha retirado Ben Carson, quien apenas había conseguido pasar del 10% en 2 Estados.

Así, de los 11 candidatos republicanos que comenzaron el 1 de Febrero, a fecha de 5 de Marzo quedan 4: Trump, Cruz, Rubio y Kasich.

A mi juicio Trump ha podido ganar con tanta ventaja debido a la desunión entre los demás candidatos. Por si fuera poco, Christie, que en teoría era moderado, ha apoyado a Trump tras su retirada. Contrasta con Mitt Romney, rival de Obama en 2012, que ha llamado a agruparse contra Trump.

Sin embargo veo difícil la unión entre Cruz, Rubio y Kasich contra Trump, básicamente porque nadie quiere ceder ante el otro. Veremos a ver cuánto aguantan en campaña...pero Kasich, a excepción de las meritorias segundas posiciones en Vermont con más del 30% de los votos, de más de un 18% en Massachusetts y de más de un 15% en New Hampshire, en los demás Estados no ha llegado a superar el 10%. Con lo que creo que tiene los días contados.


(De izqda. a dcha.: Rubio, Trump, Cruz y Kasich).


Veremos a ver las próximas votaciones, pero si analizamos las que ya han transcurrido entre los 3 máximos favoritos (Trump, Cruz y Rubio), vemos que Trump ha arrasado en todos los Estados en los que ha ganado excepto en Arkansas donde la diferencia con Cruz fue de poco más de 2 puntos, y Virginia, donde la diferencia con Rubio fue de 2,8 puntos. En todos los demás la diferencia está entre 10 y 20 puntos.

Todo parece indicar que será el candidato del partido republicano. Pero aún habrá que esperar a cómo evolucionan los votos cuando previsiblemente se produzca la retirada de Kasich. Y habrá que estar atentos a Rubio, que sólo ha ganado en 1 Estado, y si siguen así las cosas, podría dejar el partido en un Trump-Cruz, con todos los moderados volcándose con Cruz. Aunque creo que Rubio esperará a la retirada de Kasich para ver si le beneficia, ya que en teoría es el más moderado de los 3.


Se vislumbra un Trump-Clinton para las generales, pero yo aún no lo daría por asegurado, aún quedan muchas votaciones.

Es cierto que el candidato demócrata necesita 2383 delegados para ser nominado, y Clinton ya tiene 1058, pero si de ellos eliminamos a los superdelegados la quedarían 601. Sanders tiene 431. Sin los superdelegados, 409. Un 601-409 indica una cierta ventaja, pero no tanta como un 1058-431. Por lo tanto no sería demasiado de extrañar que de producirse un vuelco los superdelegados comprometidos con Clinton cambiasen el sentido de su voto facilitando la nominación de Sanders. Pero claro, para eso tiene que producirse un mayor apoyo a Sanders en las primarias.


(En este gráfico se ven las fechas de las próximas votaciones para el partido demócrata. En EEUU ponen el mes antes que el día. Los diferentes colores hacen referencia al porcentaje de población no blanca en cada Esado, partiendo del amarillo (menos población no blanca), pasando por el naranja y el rojo hasta llegar al morado). 



En cuanto a los republicanos, necesitan 1237 delegados para la nominación. En su partido no tienen superdelegados. De momento Trump tiene 329 delegados por 231 de Cruz, 110 de Rubio, y 25 de Kasich. Es decir, va con ventaja, pero Cruz aún tiene posibilidades. Rubio menos, veremos a ver si consigue remontar.


(Este es el calendario para las votaciones en el partido Republicano).




De EEUU a España. Como era de esperar ha fallado la investidura de Sánchez. Sólo logró el apoyo de Ciudadanos y de Coalición Canaria. Sabía que necesitaba el apoyo de otros, y negoció con Podemos, IU, PNV, y Compromís. Pero ellos no querían pactar a la vez con Ciudadanos al considerar incompatibles los programas, ignorando que para que diesen las cuentas debían contar también con ellos. Y Sánchez jugó a 2 bandas, pero cabe preguntarse si alguna vez buscó de verdad el apoyo de otros que no fuese Ciudadanos, porque parece que quiere nuevas elecciones y culpar de ello a Podemos. Es cierto que éstos exigiendo tanto (la vicepresidencia, ni más ni menos) no se lo pusieron fácil. Pero IU o Compromís no exigían tanto. ¿Por qué no llegó a un acuerdo con ellos también? Parecía más sencillo, pero por lo visto no tenía demasiado interés en lograrlo.

En definitiva, todo un teatro. Se acaba un acto y comienza el siguiente. ¿Lo intentará Rajoy? ¿De nuevo Sánchez? ¿Tal vez propongan a Rivera? ¿O habrá nuevas elecciones? No lo sé, pero parece que intentarán explorar todas las posibilidades antes de convocar a urnas otra vez, con lo que creo que se intentarán esas 3 opciones. La del pp parece que no tendrá mucho éxito al no ser que aparten a Rajoy, y no parece probable a día de hoy. E incluso así sería complicado. 
Si Sánchez lo intenta otra vez, tendría que hacerlo de verdad. Podría resultar, pero sería bastante patético no haberlo logrado a la primera tras un mes de negociaciones y tener que esperar a la segunda.
Extraño sería también que Rivera fuese el presidente con 40 escaños, pero tal vez lograse el apoyo de pp y psoe.
Aún así, veo poco probable cualquiera de esos escenarios. Creo que se negociará y se intentará pero no cuajará, y nos veremos con elecciones en Junio, por la incapacidad de todos de ponerse de acuerdo. Esperemos que de ser así, para la nueva composición del Congreso estén más abiertos a dialogar y ceder, porque si no nos veríamos en las mismas.



Y termino con Otegi. En su día ya reclamé su libertad junto con la de sus compañeros encarcelados por el caso Bateragune al parecerme injusta la sentencia y la condena.
Decía Rivera que injusta era la condena a López. ¿Y por qué a López y no a Otegi? A mí me parecen igual de injustas las 2, y por eso me alegro de que salga Otegi de la cárcel, y me alegraré si sale López. Porque cabría recordar a Rivera que López está condenado por incitar a la violencia, que a veces se nos olvida. A mí me parece que esa condena está mal, pero también lo está mal la de Otegi. Por mucho que la justicia diga, a veces también se equivocan.


Otegi salió de la prisión de Logroño en la que ha pasado 6 años y medio el 1 de Marzo poco antes de las 9 de la mañana. Su familia, amigos, políticos afines y periodistas le esperaban para recibirle. Pronunció una declaración de apenas 2 minutos, y tras ello se fue en coche a Elgoibar, donde tiene su residencia.
En este vídeo se muestra todo ello. La declaración en castellano, que os recomiendo ver, va del minuto 25:00 al 27:00.






Por la tarde se realizó un homenaje en Elgoibar, con bertsos, aurresku y concierto de Muguruza incluido. El discurso de Otegi fue casi íntegro en euskera, pero tiene partes en castellano, entre los minutos 23:50 el 26:00, y entre el 27:00 y el 29:20.





El día 4 ETB le entrevistaba aquí. Recomiendo ver la entrevista, de apenas 10 minutos.
Hoy realiza un acto en el velódromo de Anoeta, y se espera que su discurso marque un punto de inflexión. La izquierda abertzale ha perdido votos que se ha llevado Podemos. Veremos a ver si consigue recuperarlos con el efecto Otegi, pero creo que en las próximas elecciones vascas es bastante de esperar un pacto entre Bildu y Podemos. 
Por otra parte, Otegi dará un impulso a la izquierda abertzale reafirmándola en su camino hacia la paz. Seguro que dentro de poco vemos más gestos en ese sentido, hacia las víctimas, hacia ETA (instándola a desarmarse), y hacia la convivencia y los presos (facilitándoles su salida a través de los cauces legales).

Puede que algunos lo consideren tardío, que lo será, pero Otegi llevaba ya en esta línea desde hacía tiempo, y sin duda que seguirá.

Ongi Etorri Arnaldo!