lunes, 17 de septiembre de 2012

Asalto a la embajada Americana

Estos días está siendo noticia las protestas en el mundo árabe frente a las embajadas estadounidenses. Comenzó en Libia con el resultado de 4 personas muertas, entre ellas el embajador. Sin embargo no ha sido un hecho aislado en Libia ni provocado por el Gobierno, pues fue una operación terrorista y ya se han realizado detenciones.

(en la imagen, foto del embajador americano en Libia, asesinado).

La causa está en un vídeo titulado "La inocencia de los musulmanes" dónde se ridiculiza a Mahoma. Fue publicado en Junio pero pasó desapercibido hasta que lo emitió una televisión egipcia, lo que desató la ira de los musulmanes más radicales, no sólo en Libia, también y con especial virulencia en Egipto o Túnez (dónde las revoluciones fueron pacíficas y todo el mundo las apoyó), en Yemen o en Sudán. También en Oriente Medio, de forma pacífica: Gaza, Jordania, Líbano, Irak o Irán...Las protestas han llegado a otros países árabes alejados del Norte de África y de Oriente Medio, como Pakistán o Indonesia. A países con alta población árabe como la India, o incluso hasta Australia.

Recuerda bastante a lo que pasó tras las publicaciones de las caricaturas de Mahoma. Hubo una reacción virulenta y boicotearon los productos daneses. Carrefour se tuvo que ir de Palestina.


Lo que está claro es que los musulmanes cuando se sienten heridos u ofendidos en su religión, tienen un gran poder de convocatoria y movilización. Ya nos gustaría a muchos tener eso para otros frentes como las pensiones por ejemplo.

Dicho esto obviamente la violencia es condenable. También lo es el vídeo, pues si bien existe la libertad de expresión, también existe el derecho al honor, y la libertad debe quedar limitada al respeto y la tolerancia.

Otro factor a tener en cuenta es que antes con las dictaduras en Túnez, Egipto o Libia, los islamistas más radicales estaban reprimidos, y ahora cuentan con libertad.
Es el precio que hay que pagar por la democracia. También en España cuando se acabó el franquismo hubo mucha más inseguridad, muchos más atentados de ETA y otros grupos armados, más huelgas, caos económicos, paro, y sobre todo, más delincuencia y narcotráfico. Es normal que esas cosas ocurran en países que pasan de una dictadura a una democracia. Pero obviamente esas situaciones poco a poco se van controlando. Lo que no es asumible es decir que se estaba mejor con la dictadura porque había más seguridad. No. La libertad es lo más valioso independientemente del precio.

No obstante creo que poco a poco la democracia se irá estabilizando en los países de la primavera árabe, los terroristas (que no son todos los islamistas) volverán a estar presos, y al quaeda será menos relevante.