sábado, 9 de enero de 2010

La monarquía por encima de la libertad

Hay quien dice que en Occidente hay libertad, porque se puede decir lo que se quiera sin que pase nada, mientras en otros países te pueden multar o encarcelar.
Esto, en mi opinión no es así. Recordemos cuando se quemaban fotos del rey:


Pero es que tampoco se puede llegar a esos extremos diréis. Imaginemos ahora que un cubano quema un retrato de Fidel Castro. o se quema un retrato de Jamenei, el líder espiritual de Irán:


Ahora estaríamos hablando de que, si se ha arrestado o multado a quien ha quemado esas fotos es porque hay represión y no hay libertad de expresión en ese país. Pero resulta que en España también se multó a quienes quemaron fotos del rey. Por lo tanto, ¿se podría decir que en España no existe libertad de expresión? Bueno, podríamos aceptar que quemar fotos de personajes políticos es pasarse, y podemos decir que nos parece bien que a quienes queman fotos de Fidel Castro o de Jamenei se les multe. De hecho, lo digo, me parece bien y normal, una cosa es criticar y otra cosa pasarse, porque quemando se simboliza el deseo de muerte de la persona que reside en la fotografía, y no creo que se deba permitir eso.
Pero, diréis, en Cuba o en Irán, no sólo se multa o se encarcela a quien quema fotos. También a quien hace comentarios críticos. Bien, supongo que recordaréis el secuestro del semanal Jueves, cuando publicó una viñeta caracterizando a los príncipes:



Era una imagen obscena, diréis, tampoco hay que pasarse. Bueno, a mí no me parece para tanto. Si sacasen a Fidel Castro o a Jamenei en viñetas caracterizándoles en posiciones incómodas o cómicas, y se multase o encarcelase a quien lo publicase, entonces es que no habría libertad de expresión en esos países, pero resulta que aquí ha pasado lo mismo y nadie dice que en España no haya libertad de expresión.
Sin pasar por las viñetas. Supongo que os sonará el caso del alcalde de iu, Jose Antonio Barroso, de Puerto Real, Cádiz, que hizo comentarios críticos del rey:
“El Borbón de condición deleznable, el presente, no es menos deleznable de lo que su padre. Es hijo de un crápula, de una persona de condición licenciosa, deplorable, deleznable. No menos licenciosa que la de su esposa. El rey, señores, porque su procedencia lo es, es corrupto”.


Fue multado. ¿Resulta que en España no hay libertad de expresión? Bueno, pero es que le insultó, diréis. También insultó el cantante de Porno para Ricardo a Fidel Castro en una de sus canciones al llamarle "Coma-andante". Y también fue multado.


En resumen, cualquier cosa que salga de Cuba o de Irán, parece que no hay libertad de expresión, pero si sale de España, resulta que prima el derecho al honor. ¿Por qué no habría de primar también el derecho al honor en Cuba o Irán? No somos tan diferentes.
Si ahora me habláis de presos políticos...en Cuba, según Amnistía Internacional hay menos de 100, y la mayoría están financiados por organizaciones anticastristas de Miami que buscan desestabilizar el país. En España hay presos islamistas que querrían poner bombas para desestabilizar el país. ¿Tan diferente es? Recuerdo que en Cuba se secuestraron barcos por supuestos "disidentes".
En Irán sí que hay presos políticos por manifestarse, o por su condición de homosexuales. Igual que lo hay en muchos otros países de los que apenas hablan los medios, como Marruecos, Guinea Ecuatorial o Egipto. Y recordemos que Uralde, director de Greenpeace en España ha sido encarcelado en Dinamarca por una simple protesta política.


Y nadie considera que en Dinamarca no haya libertad de expresión. Así que a ver si somos un poco más críticos con los países de Occidente, y cuando nos lleguen noticias de otros países, compararlas con lo que sucede aquí, que no es oro todo lo que reluce.