sábado, 17 de octubre de 2015

Recortes de Syriza y opciones de la izquierda en la UE.

Por diversos motivos no he podido actualizar este blog desde Julio, pero hay muchos temas de los que hablar, como Cataluña, las elecciones generales, la ruptura de conversaciones entre Iglesias y Garzón, el fichaje de Irene Lozano por el PSOE, el de Barcina y Trinidad Jiménez por Telefónica, la derrota de Grecia y especialmente de Syriza (si bien no en las elecciones sí en el ejemplo que pretendían ser), la guerra de Siria, la crisis de refugiados, la escalada del conflicto en Israel, la victoria de Corbyn, las emocionantes elecciones en EEUU, el re-establecimiento de relaciones de Cuba con EEUU, la firma de la paz en Colombia, la labor del Papa, el premio nobel de la paz, la fiesta del 12 de Octubre, el escándalo VolksWagen, el posible acuerdo en Libia, la condena a Leopoldo López, las elecciones en Portugal, el discurso del Rey en el parlamento europeo, la detención de la cúpula de ETA...y muchos más que seguro que me dejo, aparte de hablar sobre algún grupo de música o alguna reflexión filosófica... 

Intentaré ir hablando de todo ello poco a poco. Por el momento, y a la espera de que finalmente se configuren las candidaturas a las elecciones generales, dejaré el asunto de estas y de podemos, ahora en común y demás, de lado.

Por lo que me voy a centrar en esta entrada en Grecia, ahora que no se esperan sorpresas y ya está más o menos todo configurado.

El 3 de Febrero de este año publicaba un emocionado artículo tras la victoria de Syriza en las elecciones.
Syriza negoció con la Unión Europea y decidió convocar un referéndum el 5 de Julio, en el que hizo campaña por el no, no al pacto para gestionar los recortes. La población le respaldó, y más del 60% votó OXI al acuerdo. 



Sin embargo al día siguiente dimitiría Varoufakis, y poco después Tsipras claudicaría y acabaría firmando un acuerdo peor del que se rechazó en referéndum.
Apenas 5 meses nos duró la alegría. No puedo ocultar mi gran decepción ante esto. Durante años había defendido a Syriza, incluso cuando otros defendían al KKE -al que yo rechazaba por lo que entendía como postulados maximalistas-. La alegría fue grande cuando ganaron, pero mayor fue la decepción cuando claudicaron.




¿Qué pasó durante ese tiempo? ¿Cómo una fuerza política que basa su discurso en la anti austeridad acaba aceptando gestionarla?

Hay diferentes factores. Empezaré por la negociación con la UE. Como se ha visto no dejaron ningún margen de maniobra. Dijeron "Recortáis sí o sí. Y si no, os salís del euro". O recortes o dracma. 
¿Por qué la UE no dejó más margen de maniobra? Hay diferentes lecturas. Unos dicen que si hubiesen permitido a Tsipras hacer otro tipo de políticas, habría cundido su ejemplo en España, Portugal, Irlanda...y habría sido peligroso frente a la doctrina actual.
Al mismo tiempo, la correlación de fuerzas en la UE está claramente inclinada hacia la derecha, con las posturas económicas que eso implica.
Tsipras pretendía cambiar el modo de funcionar de la UE, abrir otras posibles medidas económicas que no fuesen la austeridad, pero se encontró con todo el mundo en contra, incluida la socialdemocracia alemana, francesa, italiana, e incluso española, quienes se alegraron de su fracaso cuando en realidad ellos hacen lo mismo.

En resumen, en la actual Unión Europea, no es posible gestionar la crisis sin recortar y siguiendo en el euro. Ante eso hay 2 opciones, o aceptas recortar a la espera de que las voluntades en la UE cambien, o decides no esperar, salirte del euro, y comenzar a aplicar tus políticas. Las 2 son muy duras...pero el modo en que Tsipras adoptó la suya, dista mucho de ser ejemplarizante.

En 1º lugar, ¿Por qué convocó el referéndum? Dijo que quería presionar a la UE para que esta cediera, pero en vez de eso se vio obligado a firmar un acuerdo peor.
Visto lo visto, tenía razón el KKE cuando pidió votar nulo en la consulta. El 27 de Junio solicitaron en el Parlamento griego que se incorporase en el referéndum la opción de salirse de la UE, pero no se la aceptaron.

(Papeleta nula que utilizó el KKE en el referéndum, diciendo no al euro, la UE y los memorándums).


Ahí está el error de base. Syriza tenía muy poco margen de maniobra. El referéndum no era un euro sí euro no, sino un recortes de la UE sí o no.
Por tanto cuando tras la victoria del no Tsipras fue a la UE y se encontró con que el referéndum no le servía de nada, sino que incluso había endurecido las posturas, no pudo hacer nada, pues el referéndum no preguntaba acerca de un plan b como salirse de la UE o al menos del euro.

Varoufakis, al ver lo que se avecinaba, decidió dimitir, y votó en contra del acuerdo cuando este fue presentado en el parlamento.

Desde mi punto de vista, Syriza, y especialmente Tsipras y los que le apoyaron, traicionaron su programa electoral. Tras equivocarse en el modo en que convocaron el referéndum, deberían haber dimitido antes de aceptar recortar. Y presentarse proponiendo recortar o proponiendo salirse del euro. Pero no habiendo firmado antes el acuerdo traicionando de ese modo a los que votaron NO.

Que alguien me diga en qué se diferencia ahora Syriza de Nueva Democracia o del Pasok. En nada. Los 3 han aceptado gestionar los recortes. Triste. Duro. Cruel. Pero real.
A uno le dan ganas de votar al KKE o al PCPE en España. Pablo Iglesias apoyó en todo momento a Tsipras, incluso después de que este aceptase gestionar los recortes. Monedero en cambio preguntaba en qué se diferenciaba Tsipras de Zapatero en Mayo de 2010. ¿En que peleó más? Al final el resultado fue el mismo. Y si no estás conforme con lo que te obligan a hacer, deberías dimitir.

Para las elecciones griegas de Septiembre se produjo una escisión de Syriza llamada Unidad Popular en la que se encuadraron los sectores más críticos y que acabó apoyando Varoufakis. Apostaban por negociar con la UE y si veían que no era posible un acuerdo, salirse del euro.

 (Los líderes de Unidad Popular, Zoi Konstantopoulou y Panagiotis Lafazanis).

Lamentablemente no consiguieron representación parlamentaria. Iglesias les reprochaba que no quisieran ganar las elecciones. Le diría al amigo Pablo que aprenda a distinguir entre optimismo y realismo. Como Bescansa por ejemplo, que el otro día admitió que PODEMOS no está en condiciones de ganar las elecciones, lo que no significa que no quieran ganarlas. Idéntico pasaba con Unidad Popular. Sabían que no podían ganar, y así lo reconocieron. Pero eso no significa que no quieran ganar.

Respecto a IU, dijeron que apoyaban a Varoufakis, pero al mismo tiempo felicitaron a Syriza y Tsipras. Se han guardado mucho de criticarles. Seguramente no quieran provocar una ruptura en el grupo de izquierdas europeo. Pero seamos sinceros, lo que ha sucedido es una traición a las propuestas de izquierdas. No se puede seguir apoyando a Syriza en las actuales circunstancias.

Para mí la cosa está muy clara. O aceptas recortar, o aceptas salirte del euro. Ojalá hubiese una salida intermedia que fuese reforma la UE para no tener que recortar, pero si para llegar a eso hay que esperar y recortar, prefiero quedarme con la socialdemocracia, que es lo que ha estado haciendo. Si había un grupo a la izquierda de la socialdemocracia era porque entendía que esta estaba demasiado plegada a los conservadores. Pues bien, ahora resulta que la izquierda también lo va a estar.

Me duele, porque creo que la UE y el euro tienen sentido. Pero lo que no tiene sentido es que para permanecer en ambas estructuras tengas que llevar a tu país a la ruina, a la desesperación, a la privatización, a las bajadas de salarios, al aumento de impuestos, a los recortes en pensiones, al deterioro de la educación y la sanidad, a la pérdida de la negociación colectiva, al aumento de la deuda, en resumen, a la venta de tu país.



No. Me niego. No quiero estar a ese coste. Si tú estás en un sitio muy bonito, con árboles y flores preciosas, pero te están tirando todo el rato piedras, y sabes que el único modo de librarte de ellas es yéndote a otro bosque más feo, con árboles y flores secas, pero dónde al menos no llueven piedras que te golpean hasta morir, la solución está clara, o evitas que caigan piedras, o te vas al otro bosque. Y por el momento no se ve una solución para evitar la lluvia de piedras.

Algunos dicen que venciendo Corbyn en el Reino Unido, Iglesias en España, el Sinn Feinn en Irlanda, la izquierda en Portugal...podría haber algún cambio...pero incluso así lo vería difícil.

Por otra parte tenemos a la ultraderecha en múltiples países (Austria, Hungría, Holanda, Francia, Dinamarca, Suecia, Finlandia, incluso Alemania e Italia) llamando con fuerza a girar aún más a la derecha en la UE.


Siendo claros. La solución bonita e ideal, pero imposible a corto y medio plazo, sería permanecer en la UE y el euro hallando el modo de no tener que recortar.

La solución triste, dura, pero posible, es salirse del euro y comenzar a aplicar otro tipo de medidas. Tampoco es el fin del mundo. Puede que una gran crisis sea lo que haga falta para reformar la UE y volver a construirla bajo otros conceptos. 



Lamentablemente sólo aprendemos a base de grandes golpes. Y si hay una salida de diversos países del euro, y otros Estados quieren girar más a la derecha, tal vez las dos grandes familias europeas (populares y socialdemócratas) consigan ponerse mano a la obra y reformar la UE para que todo el mundo se sienta cómodo y pueda aplicar las medidas que considere oportunas. Porque de lo contrario se lleva a la frustración, al ODIO hacia la UE (¿por qué sino se queman banderas de la UE?), y a la inviabilidad del proyecto.
Estaría muy bien que todos llegasen a un consenso sobre una mayor unión y cesión de competencias, pero siendo realistas, eso no va a pasar. Y si pasase, habría muchos en contra de determinadas políticas. Por ello tal vez lo mejor sea una crisis fuerte para aprender de ella y realizar medidas inteligentes que no espanten a otros.


Volviendo a Grecia, habría sido bueno que el KKE, Unidad Popular y Antarsya hubiesen ido juntos a las elecciones bajo un programa de mínimos de salida del euro y de reversión de los recortes. Ojalá más pronto que tarde las 3 partes lo comprendan y consigan articular una respuesta real y seria, y esta vez sinceramente de izquierdas frente a Syriza, Nueva Democracia, Pasok, To Potami y Griegos Independientes, que han demostrado ser todos lo mismo.


Y a ver si los demás partidos de izquierda en Europa toman nota y formulan un plan en condiciones para no caer en la misma trampa que Syriza. Lo contrario sería engañar a sus votantes. No les votan para que apliquen las mismas medidas que los socialdemócratas o los conservadores. Puede que no les voten tampoco para salirse del euro o de la Unión Europea. Por tanto, ya pueden ponerse en serio a tomar iniciativas para que no les pase lo que a Tsipras (si bien es cierto que otros países no están rescatados, pero también había un plan intermedio ideado por Varoufakis).

2 comentarios:

Enrique Arribas dijo...

Muy bien tu blog. Felicidades. Lo he estado ojeando un poco y esta muy trabajado. También yo estoy defraudado con Syriza. Es una pena.

Ya te haré un comentario criticandote le debate entre las diferencias del PSOE y el PP cuando tenga tiempo, que hay cosas que no estoy de acuerdo; si sigues con el debate, claro.

Jesus dijo...

jejeje, esa entrada surgió a través de un debate fuerte que tuve...pero no significa que me guste el psoe...simplemente quería señalar algunos puntos donde creía que era algo mejor que el pp.
Pero siéntete libre de comentar lo que quieras ;)