lunes, 16 de febrero de 2015

Caos mayúsculo en IU. Pedro Sánchez la lía parda en Madrid. Aciertos y errores de PODEMOS. La posible confluencia/convergencia/alianza.

Desde que PODEMOS dio la gran sorpresa en las elecciones europeas, se ha venido especulando mucho sobre una posible confluencia y sobre los resultados de las encuestas.
Escribí una entrada el 29 de Mayo analizando esas elecciones, en la que hablaba sobre lo positivo que sería la confluencia. Pero claro, no había tenido en cuenta el nivel brutal de estimación de voto que dan las encuestas a PODEMOS, que ha subido como la espuma.



En esa entrada creía que iba a haber más pegas a entrar en la confluencia por parte de IU que por PODEMOS. Y en cierta medida las está habiendo. Pero no esperaba que también las fuese a haber por PODEMOS.




Hablaba de que si fuese necesario IU debería renunciar a las siglas, aceptar las listas abiertas, las primarias abiertas, mucha gente en IU debería renunciar al lenguaje y a la idea de salirse del euro y de la UE...Y en gran medida esas renuncias se han dado. Es cierto que ha habido algunas resistencias. La más clara la hemos tenido en Madrid. La vieja guardia quería ir a las elecciones con sus siglas sí o sí. 
Había otros que creían que lo importante no eran las siglas, sino la gente, el proyecto, confluir, unirse y ganar, por lo que se han salido y están tratando de converger. Hablo de Tania Sánchez, de Hugo Martínez Abarca, de Rafael García Castaño...cada uno lo ha hecho de una forma diferente. García Castaño dimitió y dijo que participaría en Ganemos Madrid. Tania se salió y dijo que iba a fundar un nuevo partido. Y Hugo está reuniendo a gente para poder converger.
Veremos a ver lo que dura Mauricio Valiente, que es otro que quiere confluir pero de momento no se ha salido a pesar de la cerrazón de IU Madrid respecto a las siglas. 
Habrá que ver qué pasa también con el PCE y la UJCE de Madrid, que están en contra de la actual dirección de IU y apuestan por confluir. No descartaría más bajas de militantes.
Recientemente, la CUT de Sánchez Gordillo se ha salido de IU. Diego Cañamero ya lo había hecho con anterioridad.
Por cierto que me hace gracia que la prensa diga que el objetivo de Tania Sánchez era dinamitar IU por dentro y pasar cuadros a PODEMOS, y se alíen con la vieja guardia. Y digo que me hace gracia, pero no me sorprende, porque obviamente la prensa no se va a aliar con la IU que quiere cambiar el país, sino con la IU que pacta en Andalucía (o en Cataluña en su día), la IU que es la muleta del PSOE. No la IU transformadora. Como bien dijo Tania, no se presentó a las primarias para nada. La culpa la tiene la dirección de IU de Madrid que no quiere renunciar a las siglas, pese a que en estos momentos lo más importante es la victoria, no los medios para obtenerla.
Por no hablar de que desde noviembre se instó desde la dirección federal a Gregorio Gordo y Ángel Pérez a dimitir, mientras que la dirección de Madrid se negó a ejecutar ese orden. Finalmente se les ha abierto expediente, 3 meses después, después de negarse Cayo Lara a desfederalizar a Madrid, lo que podría haber evitado la fuga de militantes.
Pero claro, todo eso le da igual a la prensa, y se pone de parte de Gordo y Pérez a pesar de que se les ha expedientado.
En una entrevista en "Al Rojo Vivo", Jorge Vestrynge dijo que se estaba tratando de hacer una gran coalición PP-PSOE-IU contra PODEMOS, mediante negociaciones secretas y discretas. No sé si será verdad, pero recientemente se han producido declaraciones de miembros de IU agresivas contra PODEMOS.

Afortunadamente parece que en otros sitios IU tiene menos reservas a despegarse de sus siglas. Y no es cualquier cosa, es una seña de identidad por la que la gente te conoce. Habrá que desarrollar un trabajo informativo muy grande para que se sepa dónde están ahora los que antes iban como IU. Pero creo que es necesario.

(Hugo Martínez Abarca (izqda.) y Tania Sánchez (centro) en la rueda de prensa en la que aclaran por qué se van de IU).
 


 Pero la aparición de PODEMOS no está afectando sólo a IU. También al PSOE, hasta el punto de que Pedro Sánchez ha intervenido Madrid y ha montado una gestora. Tomás Gómez fue entrevistado en "La Sexta Noche" y dijo que Rubalcaba había vuelto para desgracia del PSOE. También dijo que a algunos les gustaría que el PSOE fuese el SPD alemán, pero que no lo era. Que su enemigo era el Partido Popular. Esto viene a que el SPD pactó con la CDU (el partido de Merkel), para que esta fuese presidenta, cuando podría haber pactado con los verdes y con la izquierda. Es decir, que la tesis de Rubalcaba y Felipe González de gran coalición PP-PSOE cobra fuerza, y por ello Pedro Sánchez echa a Tomás Gómez y monta una gestora poniendo al frente a Simancas, a quien basta con escuchar 1 minuto para darse cuenta de que es totalmente anti-podemos.
Pero además, Pedro Sánchez le echa porque previsiblemente Tomás Gómez apoyaría a Susana Díaz en unas primarias frente a Pedro Sánchez, y así este se aseguraría el apoyo de la federación madrileña.
Luego vienen con la excusa de que es que va mal en las encuestas, o del tranvía de Parla (que en realidad dependía de la CCAA gobernada por el PP, no del ayuntamiento, y que apenas tuvo sobrecoste pues casi todo se debía a los intereses). Pero las verdaderas razones son esas. Para dar un toque de atención y hacer ver que no habrá un pacto PSOE-PODEMOS, y para asegurarse las primarias del PSOE. Ni más ni menos.
Luego dicen que el PSOE es un partido muy democrático. Ya lo vemos. En vez de respetar lo que han decidido las bases, se lo saltan a la torera.
Ha sido una desgracia para el PSOE que se eligiese como secretario general a Pedro Sánchez y no a Eduardo Madina o a Pérez Tapias. Por cierto que Madina fue quien posibilitó que votasen todos los militantes, que por Pedro Sánchez o Susana Díaz eso no habría pasado.
Hay quien dice que desde el aparato se inventaron la candidatura de Pérez Tapias para restar votos a Madina y asegurarse la victoria de Sánchez. No se si será cierto o no, pero desde luego Pedro Sánchez era el candidato más a la derecha de los 3.


(Eduardo Madina (izqda), Pedro Sánchez (centro), y Pérez Tapias (dcha), los 3 candidatos que reunieron los avales para optar a secretario general del PSOE).

Primero pierde Eudardo Madina, ahora echan a Tomás Gómez, antes apartaron a Carme Chacón, Izquierda Socialista sigue sin tener peso relevante...parece que todos los que son un poco más de izquierdas en el PSOE están quedando apartados.
Rubalcaba ha vuelto, para desgracia del PSOE. Eso dijo Tomás Gómez. Veremos a ver qué pasa en las municipales, pero desde Castilla la Mancha, Valencia (y antes Madrid), los barones socialistas esperaban pactar con PODEMOS para echar al PP, y no me extraña, dado lo nefastos que fueron los gobiernos de Camps, Cospedal e Ignacio González (antes con Esperanza Aguirre).








Ahora bien, sobre PODEMOS. Tuvieron una asamblea en la que salió elegida la opción de presentarse como tal para las autonómicas y nacionales, pero de no presentarse como tal para las municipales. Pablo Iglesias decía que ellos no se podían permitir que en una ciudad les saliese alguien rana.
Esto dice bastante sobre ellos. Entro aquí en la segunda parte del título de esta entrada.

Pero antes de ir a los errores, voy a hablar de los aciertos. Creo que es un acierto las listas abiertas, y eso lo defendí en su día. Me alegra ahora ver que el tiempo me de la razón. Muchos de los que negaban su validez, ahora tiene que aceptarla.
Sobre las primarias abiertas, es cierto que se corre un riesgo a la hora de que te pueda ir a votar gente que no está en el proyecto, que son de otros partidos, o que les ha llevado otro para asegurarse de que salga elegido. Pero también es cierto que unas primarias con censo de afiliados y simpatizantes se quedan cortas, porque simpatizantes censados no hay muchos, y en cambio hay bastante gente próxima que no está censada o afiliada y quiere participar.
Otro de los aciertos en mi opinión, es la financiación. No reciben créditos de los bancos, lo cuál es muy importante, y muy pocas organizaciones siguen el mismo ejemplo. Ni siquiera IU.
PODEMOS se financia a través del crowfunding, esto es, donaciones privadas, no superiores a una determinada cuantía. No tienen cuota de afiliación, lo cuál es también muy significativo. En todos los demás partidos hay que pagar por pertenecer a él, lo que sin duda echa a mucha gente atrás.

Así pues, listas abiertas, primarias abiertas, no pedir créditos a los bancos, no tener cuota de afiliación, y un discurso que encaja con la mayoría de la gente (ahora está muy de moda lo de "no somos ni de izquierdas ni de derechas, somos los de abajo y vamos a por los de arriba", nos guste o no), son para mí los grandes aciertos que tiene PODEMOS. Fomentan la participación en el partido e ilusionan a la gente. Eso es positivo.



Pasemos ahora a los errores que le veo. Si se supone que PODEMOS quiere acabar con la casta, que es el partido de la gente común, que no quieren ser profesionales de la política, que es horizontal, de abajo-arriba, asambleario, que todo lo deciden los círculos...pues todo eso queda un poco en papel mojado cuando vemos muchas de las decisiones que toman.
La decisión de no concurrir con su marca a las municipales pero sí a las autonómicas o nacionales debe ser respetada, pues es la que decidieron democráticamente. Pero eso no quiere decir que no pueda ser criticada. Y yo la voy a criticar.
Primero. ¿Por qué hacen esa división entre municipales por un lado y autonómicas y nacionales por otro? Está claro. Para controlar el proceso. Ya está habiendo denuncias de personas de diferentes CCAA de apoyo por parte de Pablo Iglesias y su equipo a candidatos de su línea, con todo lo que eso supone para el resto de candidatos. En Madrid por ejemplo apoyaron a Luis Alegre en vez de a Miguel Urbán, que es de Izquierda Anticapitalista. En Barcelona eliminaron la candidatura de Enric Martínez, crítico con la lista "oficialista". Sus razones tendrán. Pero está claro que contar con el apoyo de Pablo Iglesias hace mucho en favor del apoyado. 
En cambio controlar el proceso en las municipales iba a ser mucho más complicado. Es más sencillo dar apoyo a 17 listas (a las 17 CCAA), que dar apoyo a 100 listas o más (para las municipales).
También es cierto que eso ya lo hicieron en las primarias para las europeas, al anunciar Pablo Iglesias o Juan Carlos Monedero a que 5 apoyaban.

Pero esto choca con sus principios. Si dicen que son asamblearios y que la gente decide, si fuesen coherentes decidirían los círculos de abajo-arriba. Primero a las direcciones de su municipio, y luego entre ellas a la de la provincia para acabar en la región. Pero parece que eso sólo sirve hasta la provincia. A nivel regional y nacional, en vez de abajo-arriba parece ser arriba-abajo.

Por tanto, 1º fallo. No son tan diferentes al resto de los partidos. También hay jerarquías, aparatos, y posicionamientos a favor.

Pero continuemos. 

Una vez decidida la división entre municipales y autonómicas y nacionales, cabe preguntarse por qué quieren integrarse con otras fuerzas políticas y sociales en las municipales y no en las demás. 



La respuesta está muy clara y tiene todo que ver con la idea anterior. Se trata de controlar el proceso. No pueden decir a los de los municipios que no se presenten, por lo que les instan a que hablen con otros partidos para formar una candidatura de unidad popular. Es entonces cuando los otros partidos, con toda la razón, se preguntan si esa unidad popular vale para las municipales, ¿por qué no también para las autonómicas y nacionales?
Y ahí es dónde vuelve a aparecer Tania Sánchez. Al parecer a PODEMOS le parece bien participar en lo que hasta ahora era Ganemos Madrid -que se van a tener que cambiar de nombre por una cuestión judicial-, mientras que IU como hemos visto quería ir con sus siglas. Tania se ha salido al ver esa imposibilidad, pero se encuentra con otra imposibilidad igual de grande, y es que Luis Alegre ha dicho que PODEMOS se va a presentar como tal a las autonómicas sí o sí.
Lo que viene a decir es que la confluencia está bien para las municipales, pero que para las autonómicas o nacionales, todos aquellos que quieran ir con ellos, han de integrarse en su partido, como ya ha hecho Izquierda Anticapitalista, que ha dejado de ser un partido para convertirse en asociación, y como está haciendo en algunos sitios Equo.

A mí me parece profundamente injusto para organizaciones como IU que se las obligue -si quieren confluir- a integrarse en PODEMOS, con todos los años de historia y de lucha que lleva. ¿Por qué no repetir el esquema de las municipales? Dicen que es que la marca PODEMOS tira mucho. ¿Y no tira para las municipales? Ahí es dónde surgen las contradicciones.

He aquí el 2º fallo. Incoherencia. Una cosa sirve para las municipales pero no para las autonómicas o estatales. Prepotencia. Sólo hay confluencia en estas 2 últimas si os integráis en nuestro partido.
Recientemente ha salido un comunicado firmado por varios artistas e intelectuales en el que solicitan una candidatura unitaria en la Región de Madrid. Y añado yo, no sólo en esa CCAA, es necesario en todas ellas, y también para las nacionales.
Esperemos que Luis Alegre (y sus compañeros en otras CCAA) rectifiquen y lleguen a una candidatura unitaria con Tania Sánchez y con gente válida que ha estado peleando. Lo contrario sería egoísmo, tozudez, encerramiento, prepotencia...

Luego podríamos hablar de más fallos, como escándalos que han ido saliendo de Monedero o del propio Pablo Iglesias (veremos en que quedan las querellas de Manos Limpias). Pero está claro que tanto hablar de casta y de que ellos son puros y gente corriente les va a acabar pasando factura. Porque al final no somos tan diferentes, nos pongamos como nos pongamos.



Otro fallo a mi parecer que yo destacaría es que no valoran el Parlamento Europeo. Llevaron a los mejores, sí, pero ¿cuánto tiempo van a estar? La legislatura dura 5 años. Probablemente Pablo Iglesias se presente a las nacionales, con lo que habrá estado 1,5 años. Echenique puede que se presente a las autonómicas por Aragón. Igual que Teresa Rodríguez por Andalucía. Ambos habrán estado tan sólo 1 año. 
Carlos Jiménez Villarejo fue el único coherente. Ya antes de presentarse dijo que iba a elaborar una propuesta anticorrupción y que luego se iría.
Por tanto, de los 5 eurodiputados de PODEMOS, 4 se habrán ido antes de mitad de legislatura.
Eso da la idea de que quieren que les voten pero que en realidad no valoran estar en el Parlamento Europeo. Es cierto que otros partidos no llevan a los mejores, sino a los que se quieren quitar de encima. Pero yo creo que los que van deberían hacerlo comprometidos, y no pensando que van a estar 1 año o 2 como mucho. Por que eso es engañar al votante.

Pero bueno. Los fallos más graves para mí son los 2 primeros. Que no son realmente asamblearios como dicen ser, y que ningunean a los partidos pequeños que quieren aliarse con ellos.



¿Cuál es la solución a todo esto? ¿Es posible la confluencia?
Entramos en la tercera parte del título de la entrada.
En mi opinión, habrá confluencia para las municipales en algunos sitios de España. 


(En Barcelona habrá confluencia bajo la forma de coalición de partidos en la que participan icv y podemos entre otros, y concurrirán bajo el nombre Guanyem Barcelona).


En otros, los círculos de PODEMOS se presentarán bajo otro nombre pero sin buscar la confluencia con nadie, lo que sin duda es una grave violación de lo que decidieron en asamblea, y tal decisión debería ser sancionada, si valoran en algo lo acordado allí.
Para las autonómicas no habrá confluencia, y PODEMOS se presentará como tal. Al no ser que rectifiquen, pero lo veo bastante difícil, aunque quiero creer que alguna posibilidad existe.
IU imagino que buscará confluir con otras organizaciones como Equo o partidos regionalistas. Pero me temo que su resultado será bastante negativo, por uno bastante positivo de PODEMOS.
Porque al final lo que la gente quiere es votarles a ellos, más allá de convergencias o no. En las municipales votarán a las candidaturas unitarias porque está PODEMOS, no porque sean unitarias.
Bueno, me explico. Obviamente hay votantes de IU que seguirán votando a IU y que apuestan por la confluencia. Pero hay mucha otra gente que ni siquiera se considera de izquierdas y que lo único que saben es que quieren votar a PODEMOS. De esa gente es de la que hablo.

Y para las nacionales me temo que pasará lo mismo. IU tratará de confluir con Equo y regionalistas, y PODEMOS se presentará como tal y obtendrá muy buen resultado.


Tras todo lo cuál, la posición de Alberto Garzón quedará muy debilitada por la pérdida de escaños, y posiblemente haya muchos militantes de IU que decidan directamente integrarse en PODEMOS, con lo cuál IU se quedará prácticamente con el viejo aparato, mientras que todos los que apostaban por la regeneración habrán dado por perdida la batalla. Tal vez hasta veamos a la UJCE o al PCE reconvertidos en asociaciones dentro de PODEMOS.


Antes de las europeas se trató de confluir en SUMA, pero la dirección de IU lo bloqueó. Si se hubiese aprobado aquello, ahora no nos tendríamos que preocupar por el futuro de IU.

Visto lo visto, la única posibilidad que veo es que PODEMOS gane las elecciones y cambie la ley electoral. De esta forma, parte del voto útil que se va de IU a PODEMOS desaparecería, e IU podría volver a recuperarse. Lo que sería beneficioso para recordar a PODEMOS por dónde tiene que ir. Esperemos que a PODEMOS no se les suba el éxito a la cabeza y realmente cambian esa ley tan injusta que habría dejado de perjudicarles al ser mayoritarios. Pero una cosa no quita a la otra. Si algo es injusto, hay que corregirlo, aunque haya un momento dado en que te beneficie.



Pero es la única opción. Sin cambio de la ley electoral, me da que IU está condenada a la marginalidad, pues lo que la gente quiere es que PODEMOS gane las elecciones y haya realmente un cambio en este país.