martes, 9 de julio de 2013

Los Hermanos Musulmanes responden

Si alguien creía que tras el golpe de Estado en Egipto, la detención y arresto de varios líderes de la Hermandad, la suspensión de la Constitución, y el cierre de sus canales televisivos, los Hermanos Musulmanes se iban a quedar de brazos cruzados cuando habían sido la 1ª fuerza en el 1º Parlamento Libre, y su presidente Mursi había sido el 1º en haber sido elegido democráticamente, es que estaba muy equivocado.

Obviamente los Hermanos Musulmanes no se han resignado y han salido a la calle, dejando claro que los partidarios del golpe no son desde luego, como algunos querían hacer creer, todo el pueblo egipcio, tal vez ni siquiera la mayoría.


(Partidarios de los Hermanos Musulmanes se manifiestan con el retrato del Presidente Mursi, ahora arrestado por el Ejército).

Dice El Baradei que de no haberse producido el golpe se habría llegado a la guerra civil. Yo opino más bien al contrario. Precisamente lo que hace el golpe es quitar legitimidad a los que se manifestaban contra Mursi y contra la Hermandad, pues se apoyan en algo anti democrático. Es en realidad el golpe lo que podría provocar la guerra civil. La situación recuerda bastante a Gaza en 2006 o a Argelia en 1991. Salvando las distancias, obviamente.
En Gaza, Hamas ganó las elecciones democráticamente, y la Comunidad Internacional procedió a boicotear a Gaza (económica, comercial, política y militarmente) pues dijeron que no reconocían a Israel. Curiosamente la boicotearon después de celebrarse las elecciones, y no antes. Parece que cuando no gobernaban, no preocupaban.
En Argelia, el Frente Islámico de Salvación ganó las elecciones en 1991, y ante ello el ejército dio un golpe de Estado arrestando a los miembros de este partido. Esto dio lugar a una cruenta guerra civil entre los islamistas y el ejército, que duró unos 10 años dejando entre 150.000 y 200.000 muertos. Nótese que los muertos por la guerra civil siria comienzan a aproximarse a esta cifra (más de 90.000), y eso que apenas llevan 2 años.


(Ali Belhadj (dcha) y Abassi Madani (izqda), líderes del Frente Islámico de Salvación (FIS) en la época en la que fue disuelto. Ambos fueron encarcelados).

Pues bien, esperemos que Egipto no acabe como Argelia, pero de momento ya han matado a 50 simpatizantes de los Hermanos Musulmanes. Ríete tú de las protestas y los muertos en Turquía comparado con esto. No se me malinterprete. Por supuesto las muertes en Turquía son condenables y hay que investigarlas, pero me hace gracia que algunos llamen nazi-dictador a Erdogan y en cambio no vean tan mal la masacre a estas 50 personas en Egipto.


La democracia tiene esto. Unas veces ganan unos y otras ganan otros, y hay que respetarlo. Se pueden manifestar, puede haber críticas, huelgas, pero eso es una cosa y otra muy distinta dar un golpe de Estado arrestando a los líderes y cerrando canales de televisión. Así desde luego no se avanza en democracia.
Hay que respetar todas las opciones, nos gusten más o menos. La gente pone el ejemplo de que Hitler llegó al poder democráticamente. En caso de que alguien llegue al poder y no vuelva a convocar elecciones cuando corresponda, obviamente el ejército estaría legitimado para intervenir. Pero desde luego este no ha sido el caso. Me resulta curioso ver que hay quien critica ilegalizaciones como la de Batasuna, represión como la que hay hacia el PKK o las FARC, y luego aplauden o aplaudirían la ilegalización de Falange, Democracia Nacional, los Hermanos Musulmanes, o la Liga Norte.
Pues no, o todos o ninguno. A mí me pueden gustar tan poco esos partidos como a los demás, pero si estoy en contra de las ilegalizaciones estoy en contra, sea quien sea, y si estoy en contra de la represión, también estoy en contra independientemente de contra quien vaya. Mucha doble moral es lo que yo veo en este mundo.



La estrategia de la oposición egipcia debería haber sido seguir presionando en las calles para convocar elecciones anticipadas, pero nunca nunca nunca pedir ayuda al ejército. Creo que se han equivocado de cabo a rabo. De momento los salafistas que en un principio apoyaron el golpe, ya empiezan a recular.

Lo que debería hacer tanto el ejército como la oposición es liberar a los detenidos de los Hermanos Musulmanes, volver a abrir los canales de televisión, y convocar elecciones cuanto antes (si es en 1 mes mejor que en 2) permitiendo presentarse y hacer campaña a los Hermanos Musulmanes. Probablemente les exijan también que restituyan a Mursi, pues es el presidente legítimo. No parece que eso lo vayan a realizar, pues crisparía mucho a la oposición. Las 3 partes (oposición, ejército y la hermandad) deberían reunirse y tratar de llegar a un acuerdo, sin coacciones, violencia o amenazas. De lo contrario el panorama se presenta muy negro, y la Hermandad podría radicalizarse, como les pasó al Frente Islámico en Argelia, que comenzó atacando al ejército y la policía tras su ilegalización, luego también mató a civiles, y ahora se han unido a Al Qaeda; o como les está pasando a los rebeldes sirios. Cuanto más tiempo permanezca esta situación, peor.