domingo, 24 de julio de 2011

¿Ilegalizar a la Ultraderecha?

El autor de la masacre noruega perteneció al Partido del Progreso de Noruega, formación ultraderechista que tuvo el 23% de los votos en las últimas elecciones.

Anders Behring llevaba un parche en el brazo en el que ponía "Cazador de Marxistas". Se le considera fundamentalista cristiano e islamófobo.


La ultraderecha está creciendo en Europa, tiene mucha fuerza no sólo en Noruega, también en Suecia, Finlandia, Francia, Suiza, Austria, Holanda, Italia, Hungría, y hasta apareció en Reino Unido. Es cuestión de tiempo que se hagan con algún país.

Parece que no hemos aprendido nada y después de vivir las dictaduras fascistas de Mussolini, Hitler, Franco y Salazar, la gente vuelve al fascismo con el odio hacia el diferente.


Hay muchas voces que claman por la ilegalización de estos grupos de ultraderecha. Yo en principio estaría de acuerdo, pero el problema que veo es que se empieza por unos y se acaba con todos.
Estas mismas voces que claman por la ilegalización de la ultraderecha son las mismas que están contra la ilegalización de Batasuna, Sortu o Bildu.
Y por supuesto quien está por la ilegalización de Batasuna, no lo está por los partidos de ultraderecha, o si lo está pide que se ilegalicen también a los partidos comunistas con la mentira de la equiparación entre fascismo y comunismo.


El problema es que al oír hablar de comunismo la gente piensa en Stalin y en las dictaduras de Europa del Este y el Muro de Berlín, y tiemblan ante la idea de que algún partido comunista se haga con el poder en algún país de Europa, como nosotros temblamos ante la idea de que algún partido ultraderechista-fascista se haga con el control de algún país.
Claro que para nosotros el comunismo no es ni Stalin ni los países del Este ni el Muro de Berlín, sino la resistencia contra los nazis, Salvador Allende, el Ché, o los primeros años de la revolución rusa. Supongo que si se preguntase a los fascistas descartarían en su mayoría las cosas más duras del fascismo. Siempre habría alguno que no, como también sigue habiendo comunistas que alaban a Stalin.


Por lo tanto, es muy diferente si se mira desde un punto de vista comunista o desde un punto de vista fascista. Y si se mira desde un punto de vista neutral se puede optar por la ilegalización de ambos o por la ilegalización de ninguno.

Tal vez lo que se debería hacer es obligar a condenar el fascismo, el racismo, la violencia, la dictadura y el estalinismo a todos los partidos, y quien no lo hiciese fuese ilegalizado...

7 comentarios:

El titán dijo...

Me temo que el avance del fascismo es imparable, y eso asusta. No creo e las ilegalizaciones, pero lo increíble es que haya gente que apoye a estos partidos. La pregunta del día: ¿Se ilegaliza a Sortu y no a partidos fascistas?

JEAV dijo...

Por suerte o por desgracia, la realidad suele imponerse a la ley; por lo que las ilegalizaciones resultan absurdas en muchos casos (en España tenemos ejemplos). La cuestión es el apoyo que reciben estas corrientes xenóbofas, racistas y de tinte radical.

Julián dijo...

Una nota sobre el malnacido responsable de la masacre en Noruega. Todos los medios están enfatizando su condición de ultra, incluso algunos hablan abiertamente de neonazi, se habla del peligro neofascista. Sin embargo, resulta que fue militante de un partido de derecha, populista pero no ultra, cuya presidenta tiene por modelo a Margaret Thatcher. Además se declara conservador y cristiano, tiene por referentes a Churchill y Max Manus, lider de la resistencia antinazi noruega, al tiempo que se declara enemigo del nazismo, el marxismo y el islamismo... Vamos, que es evidente que estamos ante una persona que comulga con las ideas de la derecha liberal conservadora. Eso no se dice así porque tendría unas implicaciones y porque siempre es más cómodo acusar de todo a los "extremismos" (otra cosa es que una persona, independientemente de su ideología, pueda ser de natural extremista). Claro que es una derecha que también destila y cada vez más un discurso del odio (a los extranjeros, a los rojos, etc.), en Noruega y en España.

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Yo pienso que antes que la ilegalización, hay que educar a la sociedad para evitar ideas intolerantes, pero tampoco estoy en contra de la ilegalización de los partidos fascistas.
Si las constituciones de los paises occidentales garantizan que no se discriminará a nadie por su sexo, raza, religión u orientación sexual ¿cómo podemos permitir que se presenten a unas elecciones partidos políticos que se oponen a todos estos principios? Además, ellos hablan mucho de democracia para hacer valer su derecho a estar en unas elecciones; eso sí, el día que ellos ganen, olvídate de democracia.

Sostrato de Cnido dijo...

Yo creo en la democracia militante. Por lo tanto, todas las posturas me parecen defendibles siempre y cuando no se crucen un serie de rayas que tenemos que fijar como limites. Claramente con su ideología y sus proclamas, estos partidos se encuentran fuera de estos limites, y por lo tanto es necesario o que se reconduzcan o que se ilegalicen.

Al igual que a Sortu y con el mismo razonamiento que con ellos será necesario obligar a los partidos políticos a condenar las cosas que se encuentran fuera de los limites cercanas a sus ideologías, en este caso, el racismo, la xenofobia, los grupos neonazis organizados, y lo que todos conocemos.

Es cierto que la educación es el único camino a largo plazo, pero mientras tanto el estado tiene el deber de defender la democracia y a los indefensos, contra estos grupos organizados, que no permiten la vida pacifica y que se encuentran claramente fuera de estos limites mínimos.

Un abrazo

Jesus dijo...

Julián, lo 1º gracias por responder.
Lo 2º, yo no he dicho que fuera nazi...pero en mi opinión alguien que lleva un parche en el que se lee "cazador de marxistas" y que es abiertamente contrario al Islam y al Comunismo, es bastante extremista, aunque su partido esté disfrazado bajo la derecha populista.

A los demás...estoy de acuerdo con lo que decís, pero si ilegalizamos a los partidos fascistas o racistas...no encuentro razones para ilegalizar a unos y no a otros...por unos se empieza y al final se acaba ilegalizando a todos...así que tal vez habría que poner unas pautas comunes para todos, no sólo para unos en concreto.

Sostrato de Cnido dijo...

Ilegalizar a los que muestren un ideario racista, xenófobo. pro-violencia. Y además obligar a los que no lo tienen a renunciar públicamente a el como se obliga a surtu. La ley tiene que ser igual para todos

Un abrazo