domingo, 29 de agosto de 2010

ONGs

Publico este artículo porque actualmente se está debatiendo mucho sobre el papel de las ONGs, especialmente tras la liberación con el correspondiente rescate de 2 ciudadanos catalanes que estaban secuestrados por Al Quaeda.


Decían los tertulianos de la radio que era inevitable pagar para evitar su asesinato, pero que a partir de ahora lo de las ONGs que iban a ayudar se iba a tener que acabar. Ridiculizaban a muchas ONGs diciendo que realmente no ayudaban en nada, que se apuntaban ricos pijos para vivir una aventura como si fuesen de excursión.

Bueno, yo tampoco creo que las ONGs sean la solución. Para acabar con toda la pobreza (especialmente en África), deben actuar los gobiernos. El 0.7% del PIB es un compromiso de los gobiernos que nunca se cumple. Cuando se reúne el G8 hablan de acabar con la pobreza y no hacen nada. La ONU, en los Objetivos del Desarrollo del Milenio, se proponían acabar con el hambre en 2015. Y resulta que si en 2000 había 800 millones de personas hambrientas, hoy, en 2010, hay más de 1000 millones. En vez de reducirse se está aumentando.



Visto lo visto, las ONGs actúan. Está claro que ellas no van a acabar con la pobreza ni con el hambre. Pero ante la pasividad de los Gobiernos y de los Organismo Internacionales, la Sociedad Civil se mueve buscando acabar con la injusticia. Y que queréis que os diga. Prefiero que un rico pijo se vaya de excursión a África en una caravana humanitaria, a que se vaya a un Paraíso Fiscal para no pagar impuestos. Por lo menos está colaborando en algo, cosa que no hacen los Gobiernos.

Recientemente ocurrió el asalto por parte del Ejército de Israel a la flotilla de la libertad, que pretendía romper el bloqueo económico de Gaza. Viajaban 3 españoles, y murieron 9 activistas turcos. ¿Por qué se embarcaron estos activistas en esta flotilla? Porque estaban hartos de la pasividad de los Gobiernos y de los Organismos Internacionales, y decidieron actuar. Sabían que ellos no iban a solucionar el problema de Gaza. Pero por lo menos querían colaborar, no quedarse de brazos cruzados.

Hoy al ver las noticias me he encontrado con 11 activistas que han sido retenidos y golpeados por la policía marroquí por el simple hecho de protestar pacíficamente por los derechos del Sáhara. No creo necesario recordar que hace poco Aminetu Haidar se puso en huelga de hambre por los derechos de su pueblo. Y todos estos son activistas que ante la pasividad del Gobierno o de los Organismos Internacionales, deciden actuar. Saben que no van a solucionar el problema del Sáhara. Pero prefieren hacer algo a no hacer nada.

Son 3 ejemplos ilustrativos. Creo que la Sociedad Civil va por delante de los Gobiernos. Son más solidarios, y aunque tienen menos capacidad de decisión y de actuación, se hacen notar cada vez con más fuerza.

Por supuesto hay que seguir peleando. En las huelgas no debe trabajar nadie (tenemos una muy pronto el 29 de Septiembre), se debe acudir a todas las manifestaciones, concentraciones, se ocupan casas o consejerías para protestar, se cortan carreteras...Son acciones para presionar. Y cuantas más haya, más presionaremos.


Por tanto, mi conclusión es que las ONGs no van a solucionar el problema, pero son necesarias para presionar a los de arriba a llevar adelante los cambios.

Obviamente lo ideal sería, como dice una frase de Boikot: "Tan sólo unos pocos acaparan el poder, juntos, podemos evitarlo. Queremos que el mundo pueda girar, hacia el lado, de los más desfavorecidos".  Es decir, hacerse con el poder, y tomar las políticas que consideremos adecuadas.
Pero hasta entonces, veo estupendo que las ONGs y todas las demás actuaciones de la Sociedad Civil, sigan existiendo y sigan en aumento.

2 comentarios:

Vir dijo...

Hola Jesús, yo no conozco ninguna ONG por dentro ni conozco a nadie que pertenezca a ninguna pero me parece fenomenal que estén ahí, quiero presuponer que quien dedica su tiempo a estas cosas es porque cree en lo que está haciendo, no para pasar el rato, un saludo :)

El titán dijo...

Buena entrada.
Y además coincido contigo. Al menos la gente que está en las ONGs está concienciada, que dado el percal, no es poco.