sábado, 4 de diciembre de 2010

Huelga Indefinida

Llevaba pensando esto desde la jornada de huelgas de Francia, pero con los nuevos recortes de Zapatero y con el lío de los aeropuertos, aprovecharé a hilar los temas.

Empezando con los recortes de Zapatero, las privatizaciones de los aeropuertos y de la lotería son pan para hoy, y hambre para mañana. Pretende reducir el déficit ingresando dinero por las privatizaciones. Pero ese dinero le durará 1 año o 2. Cuando se acabe dejará de ingresar el dinero que le darían los aeropuertos y la lotería si no las hubiese privatizado.
Es lo mismo que pasó con Telefónica, Cepsa, Tabacalera, Endesa, Iberdrola o Argentaria. Todo ese dinero le vino bien por un año o dos, pero luego los ingresos del Estado se redujeron muchísimo.

Por si fuera poco quita la ayuda a los parados que no tienen prestación. ¡Y eso que se había comprometido a mantenerla hasta que el paro no bajase del 17%, y sigue en el 20%! Ya vemos lo que vale la palabra del señor ZP.
Pues nada, los parados a morirse de hambre. Esto si que ensucia el nombre del socialismo y de obrero. Esto es ser CAPITALISTA SALVAJE.


Y dicen que el 28 de Enero tiene que estar sí o sí la reforma de las pensiones. Se va a reventar el pacto de toledo, se va a saltar el consenso que se había aprobado que hubiese en este país en materia de pensiones. Se carga la negociación con los Sindicatos.

Por estas razones, compañeros, ¡Guerra al Gobierno! ¡Guerra hasta que caiga!
Lo que han hecho los controladores aéreos no me parece mal. Es decir, vale que provocan un caos tremendo y gran incomodidad a los viajeros. Pero están luchando por sus derechos. Está claro que cobran un pastón y que saben que son un sector estratégico y lo utilizan como forma de presión.
Pero el gobierno ha actuado fatal. Justo antes del puente anuncia la privatización de los aeropuertos, y luego incluye mediante decreto la regulación de los tiempos de trabajo de los controladores aéreos, sin negociación ni nada.
Aunque los controladores aéreos sean unos privilegiados y un sector estratégico e incomoden a muchos ciudadanos, están luchando por sus derechos.
Igual que los trabajadores del metro de Madrid.


Creo que deberíamos aprender de todos ellos. Hay que romper con lo de los servicios mínimos. O se hace una huelga o no se hace. Nada de servicios mínimos en transportes o en industria. Servicios mínimos sólo en bomberos, urgencias y sanidad, y cuidando que no sean abusivos. Lo demás no pasa nada porque un día no funcione el metro, el aeropuerto, o la fábrica de renault. Una huelga se hace para presionar y para mostrar el descontento. Y se muestra más si no hay servicios mínimos.

¿De qué han servido las huelgas de Francia? Sí, han perjudicado al país, y han creado conciencia social, la popularidad de Sarkozy está baja, pero la reforma se ha aprobado.
¿De qué han servido las huelgas de Grecia? Sí, han perjudicado al país, y han creado conciencia social, la popularidad de los políticos está por los suelos, pero las reforma se han aprobado.
¿De qué han servido las huelgas generales de España y Portugal? Sí, han perjudicado a los países, y han creado conciencia social, la popularidad de sus gobiernos está baja, pero las reforma se han aprobado.
¿De qué han servido las protestas en Reino Unido, Irlanda o Italia? Sí, han perjudicado a los países, y han creado conciencia social, la popularidad de sus gobiernos está baja, pero las reformas se han aprobado.
¿De qué han servido las protestas en Alemania contra el tren radioactivo? Sí, han perjudicado al país, y han creado conciencia social, la popularidad de la energía nuclear es baja, pero el tren ha pasado.


Están muy bien las huelgas y las manifestaciones, pero no son suficiente. Llevo ya varios meses diciendo que la reforma no es la solución, sino la revolución.

¿De qué sirve ir a votar? Sí, en Grecia han caído algo los partidos grandes y han subido algo los de izquierda, pero para cuando llegue a gobernar la izquierda el país estará tan destrozado que será casi imposible levantarlo.
No hay que despreciar las elecciones, pero tampoco darlas una importancia fundamental. Es imposible convencer a la mayoría de la gente.
Eso lo tenían claro los revolucionarios franceses y rusos. Nada de elecciones. ¿Para qué? ¿Para que el gobierno provisional de Kerenski siguiese en la guerra? ¿Para que mencheviques y socialrevolucionarios traicionasen al pueblo confiando en la Duma? Era imposible. Había que atajarlo. Y como consecuencia de ello llegó la revolución. El poder para los trabajadores. Se acabó la guerra y se repartió la tierra y el pan.
Lo mismo en Francia. ¿Para qué dialogar con el gobierno nuevos impuestos? La gente estalla, es imposible negociar con la nobleza y el clero. Solución: Guillotinar al rey y acabar con los privilegios de la nobleza y del clero.


Más claro agua. Esa solución tiene que llegar. De lo contrario no conseguiremos nada.
Hay que dejar de ver a las fuerzas del orden como represoras y atraerlas a nuestro lado. Eso pasó en Francia, pasó en Rusia, para que una revolución triunfe, se necesita a las fuerzas del orden de tu lado.
Es hora de tomar el poder, de tomarlo los trabajadores. Basta de corrupción, de obediencia a los mercados, de medidas anti obreras.
En la próxima manifestación, en la próxima huelga, hay que ir un paso más allá. Más allá de ocupar sedes o de volcar coches, hay que tomar el poder.
No hay que tener miedo. Es lo que les pasaba a los social revolucionarios y a los mencheviques. Tenían miedo del poder y se lo entregaron a la Duma, con lo que la situación no cambió. Hasta que los bolcheviques se hicieron con el poder. Claro que le tenían miedo, pero se enfrentaron a él, se enfrentaron a la tarea de ser dueños de su propio destino. Y lo consiguieron.


Así que no hemos de tener miedo. La alternativa (dejar que sigan las cosas como están), será peor.

Lo dicho, ¡Guerra al Gobierno! ¡Guerra hasta que caiga! Hace falta una huelga indefinida. No una huelga de un día, de 10 días intercalados al año, de 2 semanas en distintos sectores...no, no, no. Una huelga indefinida total, hasta que caiga el Gobierno.
Cuando caiga un gobierno, caerán todos los demás.
¡Hasta la Victoria siempre!

5 comentarios:

Vir dijo...

Estoy completamente de acuerdo con casi todo, quitando lo de controladores que a mi me parecen unos pijorros pero por lo demás yo también he pensado muchas veces que solo una revolución cambiaría las cosas, pero el problema es que no hay más que darle un repaso a la historia para ver que son violentas la grandísima mayoría, aunque ninguna nazca con esa intención, pero bueno esperemos una revolución tipo la de los Claveles de Portugal. Porque Gandhis o Mandelas aquí como que no hay. El panorama es desolador. Ahora los parados sin ayuda uff la que se va a liar. Un saludo

Jesus dijo...

Gracias por comentar Vir.
Sobre los controladores aéreos está claro que cobran un pastón y que podían haber avisado de la huelga. De ese modo seguro que no tenían a toda la población en contra.
Pero lo admirable es que cuando les quieren rebajar derechos privatizando los aeropuertos y poniéndoles más horas sin contratar más personal, ellos luchan en masa por sus derechos. Creo que deberíamos aprender de ellos.

Y la revolución violenta...es así...pero bueno, si las fuerzas armadas se ponen de parte del pueblo, la situación estaría controlada y no tendría que ser tan violenta.

Un saludo.

El titán dijo...

No es cierto que cobren un pastón los controladores. Esa es la mentira que ha colado el Gobierno para que nos echemos encima de ellos. En cuanto a lo de la solución violenta, cuando un sector importante de este país empiece a morirse de hambre tal vez acaricien lo de liarse la manta a la cabeza, y como dice Vir, Gandhis como que no hay por aquí.

Vir dijo...

Por eso decía lo de la Revolución de los Claveles, que creo que murió una persona, y Rober que yo sepa cobraban 350.000 euros al año y les ha bajado a 200.000, y el español del montón cobra 15.000-18.000, no te sigue pareciendo un pastón? El problema es que no han avisado y da toda la sensación de que van a su bola y si reclaman algo que se nos escapa a la mayoría pues que salga uno, dé una rueda de prensa y lo aclare porque si no, pasa que son el colectivo más odiado de este país, y si tanto luchan por sus derechos mira cómo ayer acabaron como corderitos, lo que pasa que son unos pijos, pero ojo que el Zapatero éste muy mal, tengo entendido que aprobaron un decreto sin contar con ellos y tal y cual pero no han avisado de la huelga, con lo cual han jodido a quien no debían. Me caen como una patada en el culo, así como siempre estuve del lado de los huelguistas de Madrid, un saludo chicos.

Jesus dijo...

A ver...no cobran 200 000 euros...cobran menos, lo que pasa que con las horas extras llegan a los 200 000. Pero aunque cobrasen 100 000, no creo que nadie niegue que es bastante dinero.
Yo creo que habría que establecer un salario máximo por ley. No sólo afectaría a los controladores aéreos, también a futbolistas o actores.
Por ejemplo que no se pudiese ganar más de 60 000 euros al año.

Pero bueno, hasta que eso llegue...

A mi no me parece mal que les bajen el sueldo a los controladores aéreos. Lo que me parece mal es que privaticen aeropuertos y les dicten normas como la regulación del tiempo de trabajo por decreto, así como otros derechos que les quitan.

Con eso no defiendo su actitud (tendrían que haber avisado para no dejar tirados a todos los viajeros), pero desde luego la actitud del gobierno ha sido lamentable.

Y por supuesto también está fatal que el Gobierno declare el estado de alarma y les diga que o van a trabajar o les meten a la cárcel...que esque les han convertido en militares...eso es represión pura y dura, gobernando por decretazo sin espacio a la negociación ni al consenso...propio de gobiernos dictatoriales.
Lo más grave es que puede sentar precedente, y ante cualquier huelga, ale, estado de alarma, pasan a ser militares, y si no van a trabajar se les mete en la cárcel. Eso es muy peligroso.

En cuanto a la violencia, ya dijo Rosa Luxemburgo que esta ha de ir contra las instituciones, no contra las personas.