viernes, 19 de marzo de 2010

Sentencia histórica contra la SGAE

Un juez de Barcelona ha dado la razón al rincón de jesús frente a la SGAE. El rincón de Jesús es una web dónde se ponen enlaces al emule para descargar archivos. El juez ha dicho que no se obtenían beneficios por esa web, y además ha dicho que las redes p2p son legales, pues es una mera transmisión de archivos sin obtenerse tampoco beneficios económicos.


Esperemos que esta sea la 1ª de muchas sentencias para callar a la SGAE, como la llaman algunos, Sociedad General de Asquerosos Estafadores, o Siempre Ganamos Algunos Euros. Esperemos que pronto haya sentencias contra el cobro que hacen en las peluquerías. Resulta que las peluquerías deben pagar a la SGAE por poner música en sus establecimientos!!! igual que con los bares!! Resulta que si un grupo de teatro actúa en la calle, debe pagar a la SGAE. En fin, un impuesto revolucionario en toda regla.



Por no hablar de los palacios que se compran. Desde hace tiempo pienso que se debe dar una rebelión en la SGAE, es imposible que todos los artistas asociados a la SGAE estén de acuerdo con lo que esta hace.
Un compañero de clase me ponía un ejemplo con China. En España, a principios del siglo XX, los obreros estaban en unas condiciones pésimas y por ello se organizaban en sindicatos revolucionarios.


Con China actualmente debería pasar lo mismo. Pues bien, este ejemplo debería valer también para la SGAE. Ante una pésima gestión, debe surgir algo que diga basta. Porque es que es la institución peor valorada de España. 
El sindicato de futbolistas tenía como presidente a uno que no hacía nada. Pues bien, surgió una rebelión, dijeron que ya estaba bien, y ahora lo lleva uno con ganas de trabajar. Con la SGAE debería pasar lo mismo.

2 comentarios:

El titán dijo...

Ya, pero los que están en la SGAE se lucran con ello, y evidentemente no se van a rebelar contra ello

Víctor Gómez López. dijo...

Es de risa esto de la SGAE, de risa, la putada es que no hay solución a la vista... Al menos esperemos que cesen de cerrar páginas webs.